Palencia es una emoción:

20 enero 2013

Corrupción en la faz del PP


Lo de Luis Bárcenas, ese caso de corrupción que todos sospechaban, que todos suponían y que todos callaban, es sólo el caso más reciente, es sólo la última gota caída de momento en el vaso de la paciencia de los españoles. Y ello en el momento más inoportuno, en el momento de la máxima tensión ciudadana, en el momento en que se reclama máximo sacrifico a los ciudadanos, en el momento en que se cercenan servicios de urgencias, en el momento en el que se despide más fácilmente a más trabajadores, en el momento en que los pensionistas cobran menos, en el  momento en que vuelve la emigración.

Quizá debíamos estar agradecidos a Bárcenas, ha reventado el grano de pus que todos conocían y que todos se esforzaban en ocultar…, en disimular, quiero decir, y que ha estallado en la faz del PP como antes, tantas otras veces, en la faz del PSOE, del PNV en su momento, y en la faz de CiU. Y todo ello siempre inútilmente, sin que nadie haya tomado nota, sin que nadie, o casi nadie, haya ido a la cárcel, sin que nadie, o casi nadie, haya devuelto el dinero. Y eso empieza, aclarémonos, desde las inmediaciones de la Casa Real hasta el último de nuestros partidos, siempre en la medida de las respectivas posibilidades, siempre según la cuota de poder a la que se tenga acceso.

Somos el país de Rinconete y Cortadillo, (“Oye, ¿y no me lo puedes hacer sin  IVA”?) pero el que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Rubalcaba ha alzado la mano y ha amenazado con una cascada de querellas por los sueldos “ensobrecidos” de altos cargos del PP. Supuestos sobres, claaaaaro. Hace bien, necesitamos revolver tanta miseria, airearla y ventilar tanta inmundicia… lo que no se consigue, como nos ha demostrado nuestra reciente historia, desde Juan Guerra, Gurtel, simplemente con denuncias que luego quedan en nada, con el consabido “y tú más” que frecuentemente, acordémonos de Pasqual Maragall en el parlamento catalán diciéndoselo a CiU, se arrojan a la cara unos a otros.

El esfuerzo debe ser mayor, majestuoso, destructivo con tanta ponzoña, no sé si pasa por deshacernos de tanto partido purulento –muerto el perro se acabó la rabia- o simplemente como acertadamente sugiere Felipe González, por un acuerdo entre partidos que elimine tanta suciedad. Por cierto, no se nos olvide que hablando de corrupción Felipe González tiene también mucho que decir… o que callar, según se vea.

En la actualidad España tiene mal futuro como sociedad humana -no hablo de política, aunque también- porque está invadida por la miseria moral, no hay nada como conseguir que la sociedad se idiotice, pierda el sentido moral y ético de la vida –qué bien se les ha dado esto a algunos partidos-  para arruinarla, manipularla y destrozarla, llevándola al precipicio en que nos encontramos.

Hace bien el PSOE en buscarle las cosquillas al PP por el caso Bárcenas, pero que no se le olvide mirar a su propio ombligo, es muy fácil ver la paja en el ojo ajeno olvidándose de los estropicios ocasionados por el PSOE en tantos otros sitios

Seguidores del blog

Otros blogs míos.