Palencia es una emoción:

19 febrero 2013

Contra ellos


Hay un determinado número de personajes a los que no aguanto, que Dios me perdone. Cualquiera de los grandes directivos de Telecinco, por ejemplo, empezando por Berlusconi. Cualquiera de los participantes en Gran Hermano 14. Y 13 y 12 y 11… Más: Kiko Pantojo, Belén Esteban, Jorge Javier Comoseapellide, Javier Sardá, Jordi Évole, Kiko Maramoros, el Zapatero de los brotes verdes y el Aznar de los pies en la mesa de Bush… Tampoco aguanto a los mesías de izquierdas que hacen apostolado de su ideología y se las dan de demócratas mientras se ponen de uñas si mis opiniones no coinciden con las suyas. (Conste que también existen los de derechas, pero ésos hace mucho que no me los tropiezo… seguro que están en trance de desaparición.)

Y la mayoría de los actores españoles. Y sus películas. Y sus subvenciones. Y sus chous de cada edición de los premios Goya. Y tampoco aguanto que vengan dándome doctrina en pro de lo público, no en vano son progres y no cejan en su apostolado peñazo, enfundados en vestidos de Armani, después de haber parido en EEUU en hospitales de gente megaguay. Que quieran convencerme, y que me llamen tonto si no lo consiguen, de que defienden a los parias del mundo embutidos en joyas de a tropecientasmil la unidad demuestra lo sectario de su pensamiento; que estén convencidos de que la verdad no existe fuera de ellos y de su comuna ideológica señala sus carencias mentales; que para ser aceptado en dicha comuna haya que comulgar con sus ruedas de molino indica su sentido de la democracia.

Su cine indica sus carencias profesionales y artísticas. Bueno, no, eso lo señala la recaudación en taquilla.

PD: También me repatean los barcenas de toda España y los que le pagan el sueldo durante tanto tiempo y mienten por él. Como si fuéramos tontos.

2 comentarios:

Alfonso dijo...

No hay que olvidar que son actores y algunos realizan sus mejores interpretaciones en la vida real.

Julio Calvo dijo...

Puedo estar de acuerdo, pero el 75% de la población se comporta exactamente igual solo que en ámbitos mas reducidos, bares, reuniones de amigos... es un mal de la población en general no de los actores en particular. Llenarse la boca sin mover un dedo.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.