Palencia es una emoción:

03 abril 2010

Amigo lector, hay políticos que se ríen de usted

Cuando hablamos de los políticos deshonestos sólo hay una cosa que me molesta más que el dinero que nos han rapiñado: Que encima se ríen de nosotros, que nos lo pasan por la cara y que no podemos hacer nada. Ahí tenemos a Roldán como ejemplo más reciente pero no único.

A Matas por lo menos se lo ha dicho el juez a la cara. No, todavía no le ha condenado, ni siquiera le han juzgado, pero el magistrado le ha soltado a la cara que "Ha venido a burlarse de los simples mortales". Matas podría salir mañana a la calle a comprar el pan, déjenme suponer que él en persona acomete tan bravía acción, como si nada hubiera pasado si no fuese porque no puede perder el tiempo en esas minucias: Tiene que encontrar tres millones de euros en el más breve plazo posible para no esperar el juicio metido en una celda.

No sé, en el momento en que escribo estas líneas, si los encontrará o no. Porque tenerlos los tiene, eso fijo, a poco que empeñe unas cuantas baldosas del famoso palacete, pero como tiene el futuro más bien turbio a lo peor no encuentra quien le avale tanta pasta. Que no se trata de perder los tres millones, a algunos eso no les preocupa, sino de sacar la cara en público para defender a alguien que tiene que defenderse “si puede”, y eso resulta algo difícil, como insinuó Rajoy.

Cuando hablamos de los políticos deshonestos sólo hay una cosa que me molesta más que el dinero que nos han rapiñado: Que encima se ríen de nosotros y nos pasan sus inmoralidades por la cara, aunque a lo peor tienen que esperar muchos años para disfrutar del producto de sus faenas. Ahí tienen a Roldán, libre como el viento al cabo de los años pero incapaz de irse a cualquiera de sus mansiones por si le persiguen Mortadelo y Filemón. O el capitán Khan. O Paesa.

En el caso de Matas, abandonado ya por su partido, al menos el juez le ha parado en seco la sonrisa de superioridad calificando de “kafkianas” las respuestas que le daba el expresidente balear. Para mí que el juez se ha servido del auto para reírse "preventivamente" antes de que lo hiciera él.

Sólo echo en falta un rechazo anterior y mucho más contundente de sus compañeros del PP, porque por mucho que todavía sólo sea “presunto” chorizo tiene que ser muy difícil convivir honestamente con él en una España con más de cuatro millones de parados que nadarían en la abundancia con las presuntas migajas que podrían caer de la presunta mesa de este presunto.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.