Palencia es una emoción:

02 mayo 2013

Quiero que me expulsen de España


Que a mí no me iban a expulsar de Arabia por guapo, como le ha pasado a Omar Borkan Al Gala, es evidente. Pero estoy haciendo oposiciones a ver si me expulsan de España. Por incordión.

En España hemos ignorado las noticias que repetidamente nos anunciaban la crisis porque a final de mes caía el sueldo y no nos importaba lo que desde la prensa contradecía la realidad del momento preciso. Nunca una crisis económica fue tan anunciada, pero nadie se creía -Zapatero, el primero- la que nos esperaba. Ahora que las cosas van mal, que comemos gracias a la familia, que ya no nos llaman para cuatro chapuzas con las que solventar el mes, nos hemos vuelto conformistas.

¿Dónde están nuestros límites? ¿Hasta dónde estamos dispuestos a aguantar? ¿Cuántos millones de parados podremos soportar sin dar una respuesta social? ¿No será que nos falta una bandera suficientemente digna y fiable a la que seguir en masa hasta encontrar el fin de una crisis que afecta más a los más débiles?

El gobierno, todos los gobiernos, actuales y pasados, nacional y autonómicos, han optado por lo fácil, restringir el gasto en las partidas más sociales, sabiendo que somos tolerantes, que jamás protestaremos, que jamás actuaremos en su contra. Porque protestar, actuar, rebelarse, no es salir el uno de mayo a las calles, ni manifestarse ante el congreso, ni quemar contenedores o romper farolas.

Sólo hay un lenguaje que quienes nos gobiernan entienden: el de las urnas. Y piensen ustedes que quien nos gobierna no es sólo el PP, sino todos los que en los últimos años hayan pasado por sedes de poder político, económico o social. Contra ellos –sí, contra ellos- hay que actuar de manera definitiva en las urnas. Estamos en una sociedad que vive en un permanente encogimiento de hombros, extremadamente conservadora a la hora de buscar alternativas dignas de confianza.

Yo quiero que me expulsen de España por incordión, quiero que los gobiernos -repito, actuales y pasados, nacional y autonómicos-  expulsen a todos los que rebosamos amargura por culpa de un sistema materialista, defendido por ambos flancos con la bayoneta calada por el PP y el PSOE. Que no nos hayamos dado cuenta de que están compinchados y juegan a poli bueno y poli malo es muestra de la mansedumbre social. Yo quiero que los ciudadanos seamos incordiones con un sistema que no funciona hasta que los gobiernos de España expulsen a todos los españoles. Por inconformistas.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.