Palencia es una emoción:

12 abril 2010

Cáritas, fracaso de Zapatero

Las iglesias de Madrid van a entregar su recaudación de las misas del domingo a luchar contra el paro, lo que equivale a decir a luchar contra el hambre, contra la miseria. El primer mandamiento del cristiano es el amor al semejante, según nos han enseñado, bien haremos por tanto en entregar una mínima parte de lo que nos sobra para ayudarles. Y he escrito “de lo que nos sobra” con la peor de las más cristianas intenciones. Me parece que entregar “lo que nos sobra”, y yo soy el primero, no es precisamente cristianismo ...aunque al menos sirve para ayudar a otros.

Cáritas es la prueba del fracaso de ZapaHuero, Cáritas es el ejemplo del fracaso de una política que primero negaba la crisis, luego la minimizó y, ahora que la reconoce, corre en extrañas ayudas de gays de algún ignoto país africano y de dictaduras tropicales, permitiéndose el lujo de nuevos ricos de aportar una porrada de millones para ayudar a Grecia. No, no somos Grecia, faltaría más, eso que quede claro, hasta nos permitimos la magnificencia de ayudarles. ¿Caridad cristiana o fariseísmo palpable?  Eso sí, para todo ello nos suben los impuestos. ¡Joder con la caridad cristiana!

Cáritas ha duplicado la atención a las personas que acuden al programa de paro y ha triplicado la ayuda económica, es la perfecta muestra del gobierno de un presidente que aprendió Economía en un par de tardes. Mientras tanto cada vez cierran más negocios, cada mes sube el paro y vuelve entre nosotros la pobreza que ya creíamos olvidada. Eso sí, no tenemos derecho a quejarnos pues a cambio nos van a facilitar el mapa del punto G, por si alguno se pierde, quitan la patria potestad a los padres de las chavalas de 16 años y nos informan de que las españolas están embarazadas de ¿extraterrestres? Ah, y en Extremadura enseñan a masturbarse al memo que no sepa. Quizá porque enseñar al que no sabe es un deber evangélico.

Las iglesias de Madrid van a entregar su recaudación de las misas del domingo a luchar contra el paro y Cáritas ha de echar una mano a Zapa, ¿cómo estaría España sin la colaboración de ésta y otras organizaciones altruistas, llámense como se llamen? Al final de todo es la sociedad civil la que tiene que salir al rescate de ZapaHuero. Menos mal que tenemos a la ministra de Igualdad cambiándonos los cuentos con que tan traumatizados han crecido nuestros hijos, ¿qué español puede no ser feliz después de leer el cuento de Los siete cabritillos y las siete cabritillas, quién puede cerrar una empresa después de leer La Gata con botas de tacón?

Seguidores del blog

Otros blogs míos.