Palencia es una emoción:

11 enero 2012

Cuba, progres de Capitán Tapioca

El régimen cubano está de enhorabuena, acaba de batir sus propias marcas de detenidos. Que paren las linotipias, ah qué tiempos, que hay que anotar nuevo récord. Ochocientos detenidos sólo en el mes de diciembre por… ¿por qué no te detiene una dictadura? ¡Hay mil motivos sobrados por los que en cuba te pueden detener! ¡Qué más da cuál de ellos usen cuando vayan por ti!

La progresía española sigue adorando a Cuba. En eso se parecen a los desesperados sexuales españoles, todos coinciden en ir a Cuba a joder. Bueno, también coinciden en ello los hermanos Castro. ¿Por qué todo el mundo habla de Corea del norte como la única dictadura hereditaria si tenemos a Cuba enfrentito de nosotros? ¿O pasar el poder de un hermano a otro no es heredarlo?

A lo mejor es que no conviene recordar que Cuba existe. Bueno, que existen los Castro. Que son unos dictadores, quiero decir. El caso es que salvo Corea no parece existir otra dictadura comunista en el mundo. ¿Por qué? El caso es que algunos pijoprogres pierden el culo por ir a Cuba a dar un abrazo al camarada Fidel. La dictadura es buena si es de izquierdas, deben pensar. ¿Derechos humanos? ¡Depende para quién!

Ya ve usté, en cuanto nos descuidamos un poquejo, que si crisis, que si navidad, que si cambio de gobierno, va Castro y nos detiene a 800 cubanos por… por ser cubanos. Cuando Fidel se echó a la sierra para derrocar al títere de EEUU cuba era el prostíbulo de América, no se podía consentir y fue uno de los motivos que impulsó a la rebelión de aquellos jóvenes barbudos. Hoy cualquier pelagatos español junta unos ahorrillos, se va al Caribe a buscar a Curro y después de haberse pasado por la piedra a media docena de jineteras vuelve a casa con una de ellas como esposa. Bueno, visto así algo sale ganando Cuba.

Lo que me maravilla es que el ejemplo cubano siga animando a rebeldes españoles antifranquistas. Salvo en la estatura y en la barba… ¿en qué se diferencian Fidel y Franco? Pues nada, no faltan los impulsivos jóvenes que armados de buenas intenciones y con sendos puñados de dólares en los bolsos de su pantalón Capitán Tapioca se empeñan en rendir pleitesía al brujo caribeño. Debe ser cosa del vudú. O de la falta de entendederas, claro. Ochocientos detenidos sólo en diciembre, insaciables estos demócratas

Seguidores del blog

Otros blogs míos.