Palencia es una emoción:

16 junio 2012

A los mismos de entonces


Llamémoslo como nos dé la gana el caso es que nos han rescatado. Ya ve usted cómo camina España, de aquellos brotes verdes de alguien que iba a aprender Economía en un par de tardes (¿a qué espera?) a la actual incapacidad de Rajoy y los suyos para reconducir España fuera de la ruta de los icebergs financieros.

Todos los ciudadanos vamos a pagar en jubilación, en prestaciones sociales o en años de trabajo, la crisis en que nos han metido. Permítanme insistir en que he utilizado el verbo en tercera persona del plural, que hay muchos malintencionados que prefieren usarlo en primera del plural. Todos esos consejeros, delegados y otro personal enchufado que durante años han ¿dirigido? las Cajas de Ahorros cobrando sumas inmorales son los que con la anuencia y colaboración de los políticos han causado el actual desastre. ¿Y encima debemos indemnizarles?

Y los políticos, claro. Los que han construido gigantescos aeropuertos infrautilizados o han situado uno casi en cada capital de provincia (¿nos suena esto en Castilla y León?). Y también los que han subvencionado investigaciones sobre gallinas ponedoras de raza autóctona, digamos. O los que han permitido prejubilaciones doradas a empleados de cincuenta años.

No se ven recortes en dispendios políticos. No, no, esta vez no hablo de los sueldos de diputados y senadores, ministros del gobierno y ministrillos de los gobiernillos, procuradores y aconsejadores… Hablo de la organización del Estado. ¿Son necesarios 17 defensores del pueblo? ¿17 defensores del menor? ¿17 consejillos de ministrillos? ¿Realmente basta con recortar salarios, pensiones y beneficios sociales a las clases media y trabajadora?

Esperanza Aguirre y José Antonio Monago han propuesto disminuir sus respectivos diputados regionales, pero ¿por qué no disminuir directa y drásticamente las autonomías? Cuando surgió este invento constitucional hubo que dividir a Castilla en cinco comunidades por presiones de nacionalistas periféricos. En aquel momento hubo que ceder para que votasen a favor en el referéndum constitucional, tal era el chantaje. Ya sabemos que esto les interesa y lo usan precisamente contra esa Constitución ¿Por qué no reunimos las cinco autonomías castellanas en una sola, nos ahorramos cuatro parlamentillos, cientos de parlamentarios, cuatro gobiernillos, decenas de coches oficiales y ya de paso fortalecemos la unidad de España? ¿No interesa? ¿A quién? Ah, ya, a los mismos de entonces…

Seguidores del blog

Otros blogs míos.