Palencia es una emoción:

06 enero 2013

Bono y Zaplana, políticos por la Constitución


 Si serán raros y malos los tiempos actuales que hasta es noticia que algunos políticos se hayan unido en defensa de la Constitución. Es novedoso lo que debería ser habitual. Que algunos de esos políticos tengan un pasado sospechoso, que se hayan enriquecido misteriosamente o que hayan tenido graves problemas con la Justicia que emana de esa Constitución no parece ser obstáculo.

Que este hecho que debería ser cotidiano aparezca como relevante implica necesariamente que no es el pan nuestro de cada día, que quienes deberían empeñarse en esa defensa como parte de su jornada laboral, duramente pagada por los ciudadanos, no lo hacen. Y la situación debe ser alarmante cuando los que se unen pertenecen a los dos partidos rivales.

Con esto de la defensa de la Constitución hay que ser muy cuidadosos y exquisitos en modos y maneras. Esta Constitución es la que ha consagrado un Estado que no funciona, que nos arruina y que ha decidido que dos o tres autonomías deciden todo por los demás. Si eres catalán o vasco sí tiene importancia lo que votes, si eres murciano no pintas nada y si eres castellano… tampoco y además te dividimos y separamos en varias autonomías… “porque es lo que más conviene a los intereses generales”, Martín Villa dixit.

Así que defender esta Constitución puede ser modificarla… y deshacerse de ella. Y sustituirla por otra que no consagre la destrucción de unos para entregarse en manos de los otros, que banqueros y albañiles, funcionarios y sindicalistas, políticos y votantes, tengan los mismos derechos y deberes; que sea una constitución federal, si se quiere, como parece que quiere ahora el PSOE, pero que no consagre la desigualdad de las regiones, que se acaben las autonomías de primera y de segunda, que todos los españoles signifiquemos lo mismo, los castellanos hemos aprendido a desconfiar del conservador que hablaba catalán en la intimidad cuando le interesó un puñado de votos y del socialista que prometió manga ancha a todo lo que saliera del parlamento catalán; que no proporcione una ley del embudo, ancho para banca y banqueros y capital y... estrecho de desahucio para los trabajadores.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.