Palencia es una emoción:

07 enero 2013

Vicente Del Bosque, ese hombre


A mí siempre me ha gustado un montón, y no sólo por el delito de ser del mismo pueblo que mi santa esposa. Empecemos por aclarar que de fútbol entiendo lo justo… o menos. Pero aún así cuando algún periodista deportivo escribía pestes de él yo ya le defendía… en el mismo periódico. Eran tiempos en que Del Bosque entrenaba al Real Madrid y, aunque el fútbol había dejado ya de ser uno de mis intereses, según creo recordar iba líder, por delante de los eternos enemigos, a pesar de lo cual fue despedido a media temporada porque su fútbol parecía demasiado aldeano a los aficionados madridistas.

Algo bueno debe tener el salmantino cuando ha ganado los títulos que ha ganado y encima quienes tanto saben de esto le proclaman mejor entrenador del mundo. Olé tus narices, charro. Me gustaría saludar a aquel periodista deportivo y reclamarle un café, aunque no nos lo hayamos apostado.

Independientemente de sus méritos deportivos lo que más debería llamar la atención de los españoles es la personalidad humilde, decidida y trabajadora de este enorme personaje español. Cuando en la actualidad España padece el cáncer de la popularidad de personajes de medio pelo, engreídos sin motivo, poseídos de su propia ignorancia, expuestos en su vulgaridad a la admiración de miles de ciudadanos ignaros, Del Bosque es la ética detrás de un bigote de pueblo, es un ejemplo de salud mental, de higiene cultural, de honradez profesional. Y de sencillez… Sí, quería huir de esta palabra maldita que tantas veces se ha asociado al nombre del salmantino, pero no he podido.

En la España zarrapastrosa de chonis y canis, en la España barriobajera de Belén Esteban y de Kiko Matamoros, en la España sanchopancesca de Gran Hermano y La Noria, que premien a Del Bosque es un honor que nos hacen a todos, aunque el premio se lo hayan tenido que dar en el extranjero. 

2 comentarios:

Jose Lara dijo...

Pedro no lo echaron a mitad de temporada. Ganó la liga y no lo renovaron. Llegó un presidente nuevo, curioso, es el actual y decidió dar un aire Joven con otro entrenador, casualidad, otro Portugués, Carlos Queiroz que perdió todo la siguiente temporada.

Para mi Del Bosque es más psicólogo y más Buenísima persona que entrenador... Con esos mimbres también se gana.

Pedro de Hoyos dijo...

Gracias por la precisión que agradecerán los lectores. Un saludo

Seguidores del blog

Otros blogs míos.