Palencia es una emoción:

13 marzo 2013

Habemus Papam.... ¡en metro!

Tengo de punta mis escasos cabellos, espero con ansiedad las primeras informaciones sobre el pasado de Francisco I para saber por dónde va a ir el futuro. La sorpresa que nos hemos llevado con un Papa argentino, ¿pero desde cuándo América tiene derecho a tener Papa por encima de Europa?, y encima jesuita. Confieso que me he emocionado y asombrado al saberlo. Que el Papa sea miembro de esa Compañía de Jesús que ha encabezado el ala progresista de la Iglesia y que proceda de la América tan concienciada socialmente es una esperanza ...que no quisiera ver desaprovechada. Si lo que la Iglesia necesitaba era renovación puede que vayamos por buen camino.

Aún a la espera de la crítica caritativa que le dedicarán Público y Prisa, que harán hincapié en sus palabras y sus silencios durante la dictadura militar, me permito sonreír cascabeleramente al saber que le cae mal a Cristina Fernández. Si cae mal al poder civil hay más posibilidades de que sea un buen Papa. Si además rompe con tradiciones seculares al escoger llamarse Francisco... miel sobre hojuelas.

Que sea el primero en llevar ese nombre me hace esperar que sea también el primero en acosar a quienes abusan de los padres de familia trabajadores, que sea el primero en acosar a los pederastas, empezando por los sacerdotes que hayan caído en tan horrible pecado, el primero que se sume a las manifestaciones contra los desalojos, el primero que azote a los mercaderes que desde dentro o desde fuera de la Iglesia han convertido el mundo en un mercado persa en el que cada vez la valentía, la honradez y la ética valen menos.

Que sea miembro de una orden que pasó de aconsejar, confesar y proteger a los ricos y nobles a defender con su vida, obras, escritos y oraciones a los desheredados del mundo puede proporcionarle una visión diferente de los conflictos sociales y, si hubiera lugar, dejar de defender lo legal para defender lo lícito, que son cosas no tienen por qué coincidir.

Esta imagen difundida en Twitter muestra al nuevo Papa viajando en metro
Supongo que todos los católicos tenemos en la cabeza un Papa perfecto como todos los aficionados al fútbol, perdón por la comparación, tienen en la cabeza un seleccionador nacional inmejorable, pero algo nuevo habrá de intentar el Vaticano pues las iglesias se están vaciando, empujadas por capitalismo y por socialismo, sin llegar a trasmitir el mensaje de Cristo, que desde luego no era del PP ni del PSOE. Que el homo mercatensis comprenda que no sólo es carne (¿de cañón?) sino que tiene un futuro espiritual es el reto de Su Santidad Francisco I.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.