Palencia es una emoción:

09 abril 2013

Este sistema es una mierda


Conste que iba a titular “Este país es…”, pero según ponía el primer dedo en el teclado me he dado cuenta de que no, de que lo que es una mierda es este sistema. El político, el económico y el social. Y de que a lo peor no hay alternativas. Y sirve de ejemplo la disyuntiva actual entre republicanos y monárquicos o indiferentes: ¿Si usted es de izquierdas, preferiría a Aznar como presidente de la República antes que al Rey? Si usted es republicano de derechas, de esos que antes no existían pero que su católica majestad se ha empeñado en animar, ¿aceptaría como presidente de la república a Zapatero antes que al Rey? Miren, empiezo a pensar que estamos predestinados, que todo da igual y que sólo somos puppets on a string, como aquella canción de Eurovisión.

Porque si la alternativa a Rajoy es Rubalcaba o Chacón, y viceversa; si la alternativa a la política del PP que recorta la paga a funcionarios y jubilados, es la del PSOE que no vio la crisis, la del PSOE que les cercenó el 5 ó el 7%, si la alternativa a Bárcenas es el de los EREs de Andalucía…

Este es el momento de las disyuntivas serias; PP y PSOE juntos empiezan a no tener mayoría absoluta en un futuro parlamento, pero… la alternativa no acaba de llegar. Este sistema bipartidista está herméticamente cerrado para impedir otras posibilidades. Creer en IU es creer en una ficción imposible, es creer que lo que ha fracasado durante el siglo XX va a funcionar en el XXI. Y los españoles, los votantes españoles se niegan por ahora, a pesar del gran crecimiento de UPyD o Ciutadans a darles a éstos el suficiente poder.

Y si la alternativa a la banca usurera y avasalladora, la alternativa a poner en la calle a familias de ancianos, o con hijos deficientes o con… hijos y padres fuertes y deseosos de trabajar para pagar sus deudas es Ada Colau y sus escraches… válgame la Macarena antes de caer en sus manos. Gentuza como los especuladores europeos, eso que llaman “Los mercados”, el capital, la señora Merkel y los grandes gurús económicos que sólo piensan en dinamitarnos desde dentro, tienen al menos la decencia de abusar de nosotros más discretamente, sin ruido ni alharacas; no digo que lo hagan sin violencia, que violencia es perder la inmensidad de derechos que estamos perdiendo a sus manos, laborales, sindicales, sociales, juveniles, sanitarios, educativos; que violencia es este retroceso a la Europa preindustrial de doce horas diarias de trabajo siete días a la semana del siglo XIX; que violencia es conducir a medio mundo a la semiesclavitud de los minijobs... no sin violencia, digo, sino más taimadamente, pero al menos nos permiten la ilusión de que somos libres. Si unos de éstos son la alternativa a los otros… ¿qué alternativa tiene la sociedad?

Y el social, el sistema social… ¿Qué posibilidades tiene una sociedad desmedida en el alcohol juvenil, en el sexo precoz, en las rupturas familiares frecuentes, qué futuro tiene una sociedad con un fracaso escolar como el nuestro, que ya no tiene hijos por comodidad y porque no puede controlar su desarrollo humano? ¿Qué alternativas le quedan a una sociedad decadente que nombra princesa del pueblo a una analfabeta ignorante, maleducada y atrevida sólo porque tuvo una hija con un torero?

No, no me pueden mis problemas personales, ni estoy deprimido ni he tenido ningún novedoso disgusto familiar, ni lo tengo tampoco en los terrenos profesional o social. Tampoco he abusado del alcohol u otras drogas, ni siquiera legales. No busquen ustedes por ahí. Piensen en un Occidente que en el futuro será necesariamente chino o musulmán, dependiendo de quién salga victorioso de la guerra final. Si sobrevive alguno de los dos futuros imperios. Porque este sistema nuestro es una mierda que no resistirá el primer frente de batalla.

Bueno, ahora sí voy a tomarme algo fuerte, a ver si consigo encontrar argumentos para hacerme de Corea del Norte y salvarme de la catástrofe total. Aunque sea por enchufe.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.