Palencia es una emoción:

13 junio 2014

Olvídense del morado

Moradas las están pasando en el PSOE mientras en el PP juegan al dontancredo. Diferentes maneras de ver la vida, a ver quién se la pega antes: unos, inmóviles; otros como una peonza. Al PSOE se lo están comiendo entre dirigentes inexpertos y bases inquietas. El lema parece ser que el que se esté quieto no sale en la foto, al contrario que con Alfonso Guerra, ¿se acuerdan?

Bueno, esto también ha funcionado el miércoles en el Congreso, nadie se movió para seguir saliendo en la foto salvo tres diputados a los que les picaba la esencia republicana. El Rey podía haber escogido otro momento para abdicar, un momento sin un PSOE necesitado de radicalizarse para defenderse de Pablo Iglesias. ¿Y si al PSOE lo entierra el mismo nombre que lo fundó? Bueno, problema para el que venga. Pero el futuro rey lo lleva claro, yo que él echaba a correr.

Uno no termina de entender el alboroto con esto de la república o monarquía, seguramente se trata de algún mensaje para iniciados que sólo comprenden élites intelectuales como Cayo Lara o Odón Elorza. No he visto todavía a ningún ciudadano hacerse el harakiri por esta cuestión. A mí me valen monarquías como la belga o la sueca y repúblicas como Francia o Estados Unidos. No me sirven monarquías como la de Suazilandia ni repúblicas como Venezuela. Señores, hagan caso al vecino del ascensor o a la señora que va delante en la cola del pescao, el tema nos trae al pairo. Siempre que no estén ustedes hablando de repetir la segunda república, oigausté.

Y por favor, olvídense del morado republicano. Ya sé que les importa un pito la realidad, ustedes van a seguir erre que erre con su sectarismo, pero el color morado ni representa a Castilla, ni a los Comuneros ni a las libertades. El color de Castilla siempre fue el rojo carmesí y dejen ustedes de tocar los tegumentos procreativos a la Historia. Por cierto, estoy casi seguro de que se puede seguir siendo republicano sin necesidad de cambiar la bandera, pero ustedes verán.


Y si quieren hablar de Castilla, pónganla a la misma altura constitucional que Cataluña. Están ustedes dispuestos a hacer una modificación a la carta de la constitución, cediendo ante quienes llevan cuarenta años chantajeándonos y metiéndonos mano al bolso. Eso sí, se olvidan del papel histórico ha jugado Castilla en España, ustedes a lo suyo… 

Seguidores del blog

Otros blogs míos.