Palencia es una emoción:

04 agosto 2005

Se está preparando una nueva España con el apoyo del PSOE. El nuevo Estatuto catalán, ahora estancado, más las secretistas reuniones de PSOE y PNV demuestran cómo para el partido de los “Cien años de honradez” sólo cuenta el poder, quién lo tiene y cómo conseguirlo. Así las cosas, los pobres castellanos no pintamos nada pues no tenemos nadie que nos defienda ante la negociación de los nuevos presupuestos que empezará una vez reanudado el curso político. El PSOE no quiere para los castellanos lo mismo que impulsa para vascos, catalanes... y ahora los gallegos. Todo por el poder.
Ante esa negociación presupuestaria, en la que los votos catalanistas condicionarán el reparto de los dineros de todos los españoles, los castellanos no pintamos nada, somos unos invitados de piedra que dependen enteramente de esos partidos nacionalistas que arrimarán el ascua a su sardina y de un PSOE que tras bajarse repetidamente los pantalones se está quedando con el culo al aire.
Dependemos de partidos que jamás osarían pensar en los palentinos, conquenses o segovianos y de un PSOE preso de sus necesidades de votos que se alía con quien sea. Según las encuestas los castellanos nos tenemos por los primeros españoles y/o por más españoles que nadie, pero estamos pereciendo a manos de una España insolidaria e injusta que prima a partidos plañideros que demandan más financiación para su seguridad social mientras dilapidan miles de millones de pesetas en televisiones autonómicas al servicio del señor de turno. Los castellanos somos víctimas de una España en la que se gobierna con quien no quiere ser español y desea deshacerse de ella mientras chupa incesantemente de la mamadera de la financiación autonómica. Somos víctimas de unos partidos, ahora el PSOE, antes el PP, que apoyan la discriminación positiva de las regiones más ricas, más poderosas que tienen partidos propios que colaboran con el Gobierno de España... con el fin de independizarse de ella, en algún caso.


Si, según las mismas encuestas, los castellanos se sienten primero españoles y luego de su respectiva provincia, pasando por alto la etapa intermedia, no necesitamos para nada soberanía compartida, Hacienda Foral ni siquiera una televisión autonómica a mayor gloria de un gobiernillo regional que ni siquiera gobierna en toda Castilla. Por ello debería resultarnos imprescindible luchar por una autonomía con el mismo poder y fuerza que tengan las demás: No somos más que nadie, pero tampoco debemos ser menos. Detrás de las discusiones en Cataluña sobre su “estatut”, sobre el uso del término “nación” y sobre los derechos históricos sólo hay una cosa: la financiación, los dineros y las formas de quedarse con más impuestos de todos. Democracia es también justicia distributiva y compensación económica a los territorios más atrasados, envejecidos y despoblados porque sus hombres no tuvieron más bemoles que emigrar a esas “naciones” tan maltratadas por... nosotros mismos.
Esos partidos destrozaron Castilla cuando el inicio de la España autonómica, cuando nacionalistas vascos y catalanes temían la influencia y el poder una autonomía con 17 provincias que se encargaron de torpedear. Por ellos esta mala Constitución estableció una España con regiones de dos clases, según tuviesen o no partidos nacionalistas, siempre con el consentimiento culpable de UCD y del PSOE. Qué España más distinta tendríamos en el caso contrario. Algún día los castellanos deberíamos independizarnos de tanto majadero que habla catalán en la intimidad para que no sepamos lo que negocia a nuestras espaldas. En esto hay mucho que exigir al PP y al PS de Castilla y León.
El PP valenciano ha incluido en su estatuto un artículo por el que Valencia no renuncia a ninguna posibilidad que otras regiones puedan conseguir. ¿Qué nos apostamos a que Juanvi no tiene el cuajo de sus conmilitones y nos deja a la luna de Valencia?

2 comentarios:

Ro dijo...

Por desgracia lo que afirma, Sr. De Hoyos, es la triste realidad.
Lo que no comprendo es cómo los castellanos no se dan cuenta de esas cosas.
Ojalá cambie todo a mejor.
saludos

Pedro de Hoyos dijo...

Gracias, Ro, por su comentario y su apoyo. He visitado su blog y he leído varias de sus páginas, con comentarios muy interesantes y atractivos. Un saludo y suerte.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.