Palencia es una emoción:

26 junio 2006

¿LIBERTAD? EN LA PRENSA CATALANA

Cuando la prensa está enferma los primeros en padecerlo son sus lectores. Cuando la prensa no es libre los primeros en padecerlo son sus lectores. Cuando la prensa no informa los primeros en padecerlo son sus lectores. Cuando la prensa desinforma los primeros en padecerlo son sus lectores. Cuando la prensa dice medias verdades los primeros en padecerlo son sus lectores. Cuando la prensa está subvencionada los primeros en padecerlo son sus lectores.
Cuando la prensa está enferma, no es libre, no informa, desinforma, se calla o dice medias verdades está manipulando. En ninguno de estos casos los lectores suelen enterarse, claro. Viven, manipulados, en esa arcadia tan feliz como artificial que le han inventado y viven y votan al servicio del poder que controla esta prensa. Para eso paga.
¿Cómo es posible que ciudadanos catalanes cultos, bienintencionados, lectores habituales, atentos oyentes o espectadores no hubieran oído hablar de “Ciutadans de Catalunya” en plena campaña del referéndum catalán? ¿Cómo es posible que ciudadanos de Cataluña tan significados como Arcadi Espada o Albert Boadella pasen desapercibidos en momento tan relevante? ¿Cómo es posible que las agresiones que sufrieron pasaran con letra pequeña, escondidas en pequeños sueltos, en las esquinas de las páginas menos leídas? ¿Cómo es posible que la prensa catalana pusiera paños calientes ante estos hechos? ¿Pasaría lo mismo si la libertad de expresión de Carod Rovira fuese violentada por unos intolerantes fascistas? ¿Pero los que atacaban al PP o a Ciutadans no eran intolerantes? ¿Tampoco fascistas? ¿Pasaría lo mismo en Madrid, Cáceres o Venta de Baños?
¿Cómo es posible que la prensa catalana pasara de puntillas ante tan destacada catástrofe como la del Carmel? ¿Pasaría lo mismo si a Ruiz Gallardón se le hundiera Vallecas? ¿Cómo es que la prensa catalana no investigó aquellas acusaciones, ¡en pleno Parlament!, de corrupción? ¿Pasaría lo mismo si Esperanza Aguirre acusara de corrupción a la oposición? ¿Pasaría lo mismo en algún lugar del mundo? ¿Cómo es que la prensa catalana no puso sus armas literarias en pie de guerra ante aquella curiosa autofinanciación de ERC a través del “impuesto” obligatorio de aquellos altos cargos a los que controlaba?

La revista Época ha dado los siguientes datos sobre subvenciones de la prensa catalana:
ABC: 30.000 € en 2003; 0 en 2004 y 0 en 2005.
El País: 0 en 2003; 250.000 € en 2004 y 146.300 € en 2005.
El Periódico: 1.869.393 € en 2003, 3.454.719 € en 2004 y 2.426.295 € en 2005.
La Vanguardia: 9.140.669 € en 2003, 5.996.492 € en 2004 y 2.748.400 € en 2005.
Avui: 5.080.106 € en 2003, 2.395.101 € en 2004 y 604.823 € en 2005.

Que cada persona, informada, interesada, culta y preocupada, piense. Lo que quiera, no lo que quieran.

2 comentarios:

Øttinger dijo...

Efectivamente, si ha Gallardon se le cae un barrio por unas obras suyas le habría apodado el genocida o algo así.

Anónimo dijo...

Muy acertado el artículo.Cataluña no es ese lugar abierto y tolerante que nos vendían hace décadas. El victimismo y el constante prejuicio identitario nos han secuestrado. La prensa tiene buena parte de culpa. Es la hora de Ciutadans de Catalunya. Gracias por reconocer que en Cataluña no somos todos como Carod.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.