Palencia es una emoción:

04 abril 2011

Anonymous: “No les votes”

Siempre he pensado que nada hay casual en la vida y menos en la vida política. ¿O se creen ustedes la milonga de que las revueltas en el mundo árabe han sido espontaneas? Primero Túnez, Egipto, y finalmente Libia, dejando por el medio a otros países como Siria y Bahrein... ¿espontáneamente, sin más ni más? ¿Sólo con las redes sociales en países donde Internet llega... a quienes llega?

Tampoco sé quién se esconde detrás de las máscaras de Anonymous, pero sus iniciativas no son surgidas sin meditación y acuerdo. Entre quienes sean. Y sin embargo me apunto a la última de sus “movidas”: “No les votes”.

Y piden que plantemos pie en pared y no votemos a los grandes partidos. Pretenden hacer desaparecer, con muy buen criterio, el bipartidismo gobernante desde... desde que empezamos a votar. Y en su propaganda exquisitamente ofrecida a la voracidad consumista citan al PP, PSOE y CiU. Ahí pienso que se quedan cortos, yo metería a algún partido más que cuando ha convenido ha hecho el caldo gordo al bipartidismo, a ese bipartidismo que nos ha llevado a la ruina, a la podredumbre moral y a la corrupción de políticos deshonestos.

Ah, y los sindicatos. ¿Por qué se han olvidado de los sindicatos? ¿Sólo porque estas elecciones son para lo que son? ¿Quién es más corresponsable de la situación de paro, de pensiones paralizadas y de sueldos mutilados que los propios sindicatos? ¿Por qué no señalar con el dedo acusador a quien se lo merece, a quien ha colaborado en la destrucción de cinco millones de empleos, a quien se beneficia de subvenciones y otras dádivas generosas a cargo del pobre contribuyente? ¡Que caiga también sobre ellos el oprobio de habernos conducido a la actual postración social pues también ellos han sido soporte del bipartidismo!

Y luego también pensemos que los ciudadanos somos corresponsables de todo lo ocurrido, bien por haber votado a quienes han perpetrado tamaña felonía o por no haber votado a quien podía haberlo impedido, o bien por haber callado, consentido y permitido la locura consumista, hedonista y desvergonzada en la que todos nos hemos bañado encantados de habernos conocido.

Sin nosotros no son nada, no les votemos, seamos consecuentes, aprendamos de nuestros errores y no votemos a quienes han demostrado ser los peores gestores económicos, laborales y sociales que podían administrar la paradójica y contradictoria sociedad en que nos ha tocado vivir. Encontremos otros apoderados sociales, económicos y también morales que refunden una sociedad que busca la paz tirando bombas, que necesita energía para su bienestar aunque esa energía pueda ser su tumba, que se alimenta de la rivalidad laboral y que fomenta la enemistad por motivos mezquinos.

Decenas de partidos se presentan, unos pocos nos han demostrado en la actual coyuntura de qué son capaces, con qué facilidad nos llevan al matadero y cómo explotan nuestra agonía, pero hay muchos más con programas lógicos y sanos para una sociedad lógica y sana. ¿Pero somos nosotros suficientemente lógicos y sanos?

Seguidores del blog

Otros blogs míos.