Palencia es una emoción:

23 mayo 2011

Los indignados de Sol, abrumados por las urnas.


Hablaron las urnas y parece que la puerta del Sol se ha sumido en el silencio, lo que era una vociferante protesta parece haber atemperado su genio y pasar ahora sin pena ni gloria. El pueblo español o no estaba tan indignado o arrostró su indignación señalando con una papeleta al culpable directo. Aunque el culpable directo no se haya dado por aludido.

Y sin embargo en Sol había, si se sabe eliminar la morralla y pasar un cedazo de sensatez, mucho bueno que aprovechar, generalidades contundentes en las que nadie puede estar en desacuerdo. La desorganización, la colectivización y esa misma generalización inconsistente eran sus peores enemigos. ¿Se va a callar Sol porque hayan hablado las urnas?

Todos queremos que la ley electoral cambie, ¿por qué no luchar por una ley más justa?, ¿por qué no defenderlo entre todos, visto que a los dos grandes nunca se les va a pasar por la cabeza cambiarla motu proprio? ¿Es tan sin sentido pretender que imputados o directamente acusados queden fuera de las listas de los partidos? A todos sin duda nos parecerá de lo más razonable, ¿por qué no lo defendemos, no sé bajo qué forma, entre los millones y millones que hemos visto algunas de estas pretensiones con simpatía? ¿No votarían los españoles masivamente a alguien que defendiera acabar con los paraísos fiscales?

En Sol queda mucha insensible utopía por desterrar, pero queda mucha inteligencia por cultivar, que las urnas hayan castigado al gobierno y premiado a la oposición no quiere decir que se haya alcanzado el objetivo de trasformar la sociedad.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.