Palencia es una emoción:

09 septiembre 2011

Pura Magia


A veces la vida te ayuda a tomar las vías que deseas tomar sin atreverte. Cuando la necedad se confabula en tu contra y te cierra el canal por el que navegas habitualmente, la existencia te ofrece de pronto, sin preguntarte, un inmenso mar abierto por el que en secreto siempre deseaste transitar.

Se trata de escoger la decisión que debiste tomar tiempo atrás, ésa que siempre merodeaba por tu cabeza y que la confortabilidad que te envuelve te impedía tomar. Basta con dar un paso lateral, basta con quitarte las anteojeras con las que nos edulcoramos la vida, mirar alrededor y hacerte a un lado. Las posibilidades de desarrollo son tan amplias como tu originalidad y tu habilidad te den a entender.

De pronto dejas aparte la vulgaridad adocenada y pedestre, te olvidas de las brujas ulceradas que adornan tu vida mientras amargan la suya... et voila, el futuro te sorprende con nuevos retos, nuevas ilusiones y nuevas metas que ridiculizan irreverentemente a las ordinarias, muy ordinarias.

Encontrar enriquecedoras vías de escape es cuestión de habilidad, de imaginación y de saber escoger elegantemente el momento oportuno, trocando de manera expeditiva las limitaciones culturales y sociales que te acechan en asombro general, coronado con bocas abiertas y olés mayestáticos. Das un giro a las circunstancias memamente adversas y las conviertes por arte de birle birloque en novedad ilusionante. La decepción de tus adversarios es de aurora boreal.

Es casi cuestión de magia, la magia está en ti y en mí, conste; basta con saber encontrarla y desparramar con generosidad e inteligencia sabiduría, buen humor y buen rollito, sustituyendo con espectacularidad el entrecejo fruncido, los labios apretados y la mala leche habituales por nuevos horizontes, nuevas esperanzas y tareas reconfortadoras. Te sacudes el polvo de las sandalias y sigues adelante. El futuro es brillante, al otoño inminente se le aguarda espectacular y la tarea será mil veces seductora. La vida es bella, ya lo contaron otros antes y mejor que yo.

¿Y las brujas? Comiéndose las uñas de los pies, ulceradas de mala leche, como ya advertí, enfermas de éxito ajeno, sobrevolando en círculo los bajos de la fortaleza medieval donde viven enclaustradas, de donde serán incapaces de salir. Para ellas es todo el Universo, igual que la telebasura es el espacio infinito de las chonis.

A veces la vida te ayuda a tomar las vías que deseabas tomar sin haberte atrevido.

2 comentarios:

Maripaz Brugos dijo...

Siempre es un placer para mi, merodear por el humo de tu columna.
Esta entrada se me antoja un brisa de aire fresco para el futuro otoño que se acerca.
Saludos

Pedro de Hoyos dijo...

Muuuchas gracias, Mari Paz. Y tus visitas son estimadas. Que se repitan mucho

Seguidores del blog

Otros blogs míos.