Palencia es una emoción:

09 octubre 2011

Lo siento, señores, pero Rajoy no va a ganar


Siento, señoras y señores aficionados del PP, aguarles el congreso, el mitin o lo que haya sido lo de este fin de semana pero Rajoy no va a ganar estas elecciones ni la legislatura próxima. Por favor, no cojan piedras todavía.

Sean sinceros, admitan que Rajoy no ha hecho nada, salvo callarse, para ganar el próximo 20 de noviembre. Callarse y esconder la cabeza debajo del ala es todo el mérito del hombre fuerte del PP durante los pasados cuatro años. No escondía la cabeza debajo del ala para escapar de sus errores, sino para que no se le viese la sonrisa que iluminaba su rostro cada vez que ZapaHuero se sacudía un testarazo contra la realidad, cada vez que el presidente más inepto que jamás ha tenido España se equivocaba, cada vez que negaba la crisis, cada vez que aumentaba el paro, cada vez que era patente que en dos tardes no se puede aprender Economía. Rajoy callaba y dejaba que Zapatero naufragara. Rajoy no va a ganar las próximas elecciones, las va a perder el PSOE, las va a perder Rubalcaba para la fortuna de Carme Chacón, nacionalista catalana en cuyas manos nos va a poner el PSOE en cuantito Don Alfredo se la pegue el próximo 20-N.

Y en cuanto a la legislatura próxima... digamos que la vamos a perder todos. Por muy mayoritaria que sea la presencia del PP en el Congreso Rajoy no se va a atrever a poner en funcionamiento un drástico programa regenerador de España. Los complejos tradicionales de la derecha, el miedo a gobernar y la previsión de alianzas necesarias para otras posibles legislaturas harán que Rajoy no deshaga el entramado de leyes zapateriles que nos ha llevado a la situación actual.

Además a los españoles sólo nos importa la economía, sólo el dinero, sólo lo material, sólo la pela. Partiendo de que sin una economía sana un país no prospera, si el PP consigue solucionar el gran problema económico actual, lo demás... ¿qué importa? La pela es la pela y que se joda el hombre. 

Seguidores del blog

Otros blogs míos.