Palencia es una emoción:

17 noviembre 2011

Carme Chacón, presidenta de España por la gracia de Dios


Dice Carme Chacón que cuando Rubalcaba se la pegue ahí estará ella dispuesta a tomar el testigo. En román paladino: que a partir del lunes que viene está dispuesta a encabezar la candidatura socialista al gobierno de España en las siguientes elecciones generales, algo que ya todos sabíamos. Sólo un resultado medianamente decente, una dulce derrota – qué difícil sería- concedería alguna posibilidad a Rubalcaba… que ya llegaría demasiado mayor para esas fechas.

Pregunta Doña Carme que si alguien puede oponerse a que una mujer catalana sea la próxima secretaria general del PSOE. La respuesta es evidente, nadie se opondrá a una mujer, sea catalana, murciana o de Venta de Baños. En una España en la que hemos tenido ministras, presidentas de Comunidad Autónoma y secretaria generales de algún partido nadie en su sano juicio pretendería lo contrario. La verdad es que el periodista que le hizo la pregunta conocía la obviedad de la respuesta y por ello fue a buscarla.

El problema de Doña Carme no es ser mujer o ser catalana –no obstante conozco un par de mujeres catalanas que lo harían mejor que ella- sino ser radical catalanista, haber realizado numerosas manifestaciones su fe nacionalista poniendo los intereses catalanistas –que no los catalanes- por delante de los de España. Ése es su error por el que si llegara el momento se le deberían pasar cuentas.

A algunos no se nos ha olvidado todavía el apoyo a aquel malhadado actor del “Puta España” y cómo una y otra vez Doña Carme carece de una visión general de la política española puesto que parte de un prisma catalanista que desfigura de entrada la realidad que pueda tener de España. Si para ella Cataluña está por encima de España los socialistas de Andalucía deberían pensarse por qué iban a entregarle su voto, si disculpa que un actor hable de la “Puta España” los socialistas de Valladolid deberían pensarse si no hay otros candidatos con una visión más solemne y respetuosa de España.

El PSC decidió hace años competir en Cataluña contra los nacionalistas –bueno, siempre disimula ese nacionalismo en las elecciones generales mientras lo exacerba en las regionales- en su propio terreno, prefiriendo lo exclusivamente catalán por encima del bien común español. ¿Por qué un socialista de Madrid debería apoyarla? ¿Por la gracia de Dios?


Véase también:
http://pedrodehoyos.blogspot.com/2012/01/rubianesca-carme-chacon.html

Seguidores del blog

Otros blogs míos.