Palencia es una emoción:

16 noviembre 2011

Nos hemos cargado La Noria



Yo no, claro, yo no he hecho nada, pero permítanme que me sume a las celebraciones y que salga a mi balcón a gritar de euforia. A “La Noria” ya no le quedan anunciantes, todo se acabó y paulatinamente se han ido desenganchando de uno de los emblemas de la televisión basura.

Claro que todavía puede quedar alguna maniobra para tratar de revivir al muerto, pero en esencia nos hemos cargado –se la han cargado ustedes- a Goliat.

La pregunta que yo me hago es por qué nos detenemos, por qué se detienen quienes han tenido tanto éxito y por que llegamos a conformarnos con tan menguada tarea cuanto tanto nos queda por hacer. Acabamos de demostrar lo fuertes que podemos llegar a ser los espectadores decentes, aquellos que tenemos dos dedos de frente y sabemos usarla para manipular el mando a distancia.

¿Por qué conformarse con una victoria parcial, por qué si el éxito ha sido tan rápido e inesperado no repetimos? Ahí quedan unas cuantas oportunidades más para dignificarnos, para demostrar al mundo -bueno, tal vez sólo a España- que nos somos tan idiotas, tan manipulables, tan extremadamente incautos como se creen, como nos quieren hacer creer. Si elaboramos una lista, propongamos cuatro o cinco nombres, nada más de momento aunque la lista es eternamente inmensa, y sigamos el mismo tipo de tarea que acabamos de acometer (ya digo que me sumo al éxito que han obtenido otros) hasta que nuestro nombre sea Dignidad.

No estoy pidiendo que se llenen las televisones de "Eduardos Punset", la televisión tiene que ser divertida sin ser chabacana. A todos se nos llena la boca al hablar de telebasura y si nos preguntan todos vemos La Dos, ¡ja!, sin que Telecinco y Antena 3 y sus comedietas indignas, altamente ofensivas al buen gusto, sean vistas por nadie en España. ¡Hagámoslo realidad!

Démonos cuenta de que somos muchos y tenemos poder, tenemos una fuerza que no nos esperábamos. Dejemos de hablar y parlotear fácilmente en la barra del bar y en las reuniones de amigos y pasemos a la acción, repitamos la acción, mejor dicho. Recuperemos la dignidad.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.