Palencia es una emoción:

21 junio 2012

Echar un polvo


España es un país débil, cada mes que pasa un poquito más. Usted ya sabe que nos las están dando todas en la mejilla económica, pero no somos débiles porque nos estén timando nuestros ahorros y nuestra jubilación. Es al revés: están abusando de nuestro futuro y del de nuestros hijos porque somos débiles. 

Somos débiles y por serlo también Inglaterra y un excrecencia suya se burlan de nosotros y de nuestro gobierno;  somos débiles y el rey de Marruecos se aprovecha de ello cuando le apetece poniendo su bandera en nuestro territorio; somos débiles y al carecer de fuerza suficiente los independentistas campan a sus anchas, sea en terrenos electorales, políticos o judiciales. ¿Alguien cree que esto no se paga?

España dejó de importarse hace mucho tiempo, elegimos el camino de suicidio lento porque es fácil y seguro, no hace falta valor ni pericia sino paciencia y entontonamiento generalizado. España dejó los valores  de trabajo, esfuerzo, sacrificio que deberían llevarla al éxito y prefirió narcotizarse con Belén Esteban y Kiko Rivera, dos de los personajes sin oficio ni beneficio que la ciudadanía ha entronizado y que ganan más que el presidente del gobierno. A España lo único que le interesa la vida fácil y placentera, sexo a discreción y borrachera generalizada. España es un botellón continuo que muere por el sexo fácil, rápido e intrascendente como muy bien nos dibuja la publicidad de El Idealista: Necesitas tener casa propia no porque sea una necesidad elemental sino para echar un polvo con comodidad, sin que te moleste el volante o la palanca de cambio de tu coche. No importa con quién ni por qué, pero que sea en una casa comprada en el idealista.com

2 comentarios:

Angel Lopez dijo...

España es profundamente hedonista, el placer es un bien, la fiesta es constante y no queremos que el sueño termine nunca. Una huida hacia a adelante.

Angel Lopez dijo...

España es profundamente hedonista, el placer es un bien, la fiesta es constante y no queremos que el sueño termine nunca. Una huida hacia a adelante.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.