Palencia es una emoción:

03 julio 2012

Bandera roja y gualda


Los españoles somos bichos raros, únicos ejemplares de una especie que carece de congéneres más allá de los Pirineos. Es algo que he repetido varias veces en un curso de español para extranjeros que he impartido recientemente.

Déjenme empezar diciendo que compartimos con casi todo el mundo la pasión por el fútbol y la selección nacional, que los éxitos deportivos de nuestros deportistas nos hacen olvidar los graves problemas por los que navegamos actualmente, lo que es altamente de agradecer siempre y cuando pasados un par de días de estupefacción volvamos a la realidad a la que nos condujo un presidente que no sabía de economía y de la que no nos saca su inmutable sucesor. Que no se nos olviden las empresas cerradas, las pensiones disminuidas, los mineros en huelga y el pago en la farmacia.

Pero esa normalidad en los éxitos deportivos hace más llamativo el contraste de nuestras anormalidades. La bandera… miren si somos raros que no nos gusta la bandera, nuestra bandera, la bandera constitucional, la que aprobamos entre todos, la que nos representa. O sólo nos gusta cuando no nos representa políticamente, cuando la idea que subyace detrás de ella no es la de nación sino cuando nos identifica como forofos deportivos, hinchas calenturientos de un puñado de deportistas de élite.

Porque muy pocos españoles la usarían con la misma naturalidad con que la usan los franceses, los italianos o… los jamaicanos, no digamos ya norteamericanos o daneses, auténticos forofos de sus símbolos nacionales. Cuando en cualquier lugar de nuestro entorno, ese entorno nuestro al que no pertenecemos, es normal exhibir con orgullo la bandera nacional nosotros preferimos esconderla para que no nos llamen fachas… porque llevar la bandera nacional en una prenda no deportiva es de fachas, faltaría más. ¿A que a usted también le ha pasado?

Sólo exhibimos nuestro nacionalismo con motivo de grandes éxitos deportivos. Ser nacionalista en España está mal visto, es incorrecto políticamente. ¿Pasa en algún otro país? Sin embargo estos días cientos de banderas españolas colgaban de ventanas y balcones por toda España. Bueno, por casi toda. Miles de ciudadanos salían a las calles gritando “Soy español, español, españooool”. Nunca en la historia de España, Franco aparte, un español cometería tan gran insensatez con un motivo político...

No pasa en ninguna parte, somos un bicho raro que no se enorgullece de ser lo que es. O que prefiere disimular y esconder su amor por lo que le es propio para que no le llamen facha. A no ser que se trate de fútbol, evidentemente. Incluso si de fútbol se trata… hace unos días cierta prensa afirmaba que la selección de Croacia (perdónenme si me equivoco de equipo) se iba a enfrentar a “La Roja”. No dijo que “La Roja” se iba a enfrentar a la selección “ajedrez” o “damero”. Croacia y “La Roja”, ¿no estaremos intentando esconder algo? 

Seguidores del blog

Otros blogs míos.