Palencia es una emoción:

12 octubre 2012

12 de octubre, España pendular


Miren, no quería escribir hoy de esto por no ser pesado y repetitivo, pero la actualidad y la fecha de hoy se imponen y el dolor de los pecados cometidos por esta España que nos toca padecer me lleva a desechar otros asuntos y hablarles de… Cataluña y las autonomías.
El movimiento pendular en el que históricamente se ve envuelta España (el mismo que nos ha llevado de jugar la "Champions Lig" de la economía a jugar partidos de solteros arruinados contra casados en apuros) nos ha dejado una España fracasada (o a punto de estarlo si quiero ser prudente) en un terreno bellamente prometedor: el de la descentralización autonómica.
Quizá todo se fue al garete en el mismo momento de la Transición, cuando Adolfo Suárez impulsó aquel "café para todos" que supuso la generalización del sistema autonómico, si bien quedaron autonomías de primera y segunda. Los nacionalistas no aceptaron autonomías que no fueran las que ellos dijeran ¿Qué era eso de que Murcia fuese autónoma? ¿Quiénes eran los murcianos -o pongan ustedes extremeños, por ejemplo- para ser como los catalanes o como los vascos? Y eso les sentó mal, así no podía ser, eso no estaba en su plan. Que todos jugaran con las mismas o parecidas bazas era algo que no entraba en sus cálculos y a medida que otras regiones conseguían nuevas trasferencias ellos iban radicalizando su posición. Sin final hasta hoy.
Mucho consiguieron cuando UCD y PSOE aceptaron dividir a Castilla en varias autonomías diferentes. Los planes nacionalistas serían infinitamente más difíciles si hubiera existido una Castilla con muchas provincias, mucha población y muchos diputados. España consintió tan estúpida e inútilmente como tantas otras veces, creyendo que por ceder "sólo esta vez y sólo un poco más" se aplacarían los planes nacionalistas. Pero no terminamos nunca de ceder.
Ahí están, casi cuarenta años después, nacionalistas extremos gobernando muy importantes instituciones vascas; ahí están los planes de Artur Mas. ¿Qué ha conseguido España tantos años y tantas cesiones después? Y, ustedes perdonen, lectores habituales, ¿qué ha conseguido este jocoso invento llamado Castilla y León? No pinta nada política, económica o culturalmente en esta España eternamente protectora… de los más fuertes.
Cuatro de cada diez españoles quieren acabar con el sistema autonómico. ¿Pendulazo otra vez? ¿No habría una solución intermedia entre dejarlo como está y echarlo todo abajo?

Seguidores del blog

Otros blogs míos.