Palencia es una emoción:

20 noviembre 2013

Solbes, Zapatero, la responsabilidad

Algunos defendimos siempre que Zapatero era un error de la democracia y del socialismo, una muestra de las imperfecciones del sistema interno de los partidos. Recordemos que fue elegido por decisión de los socialistas de Cataluña para que no saliera el españolista José Bono.

Y así nos fueron las cosas, acabamos aterrizando en este maremágnum de pobreza, miseria, paro y destrozo social. Sí, sí, a todo ello hay que unir la ineficacia de un gobierno popular que ha centrado esa recuperación en recortar ayudas sociales, inversiones en infraestructuras, educación o sanidad, olvidando una reforma del Estado que nos librara de las lacras que padecemos por vías menos dolorosas y más sociales. Pero el que nos condujo a esta situación, el que no vio venir la masa de desastres que nos apechuga ha sido Zapatero. Nos lo recuerda ahora Solbes, arreglando cuentas con sus fantasmas. Quizá a los agentes sociales tan enfadados, que encabezan tantas huelgas, tantas manifestaciones, que nos reclaman a la rebeldía popular habría que recordárselo; ¿dónde estaban entonces? ¿Por qué callaban? ¿Dónde estaban los asaltos al Congreso, los escraches y tanto cabreo generalizado? ¿Dónde estaba el 15-M?

Nos lo recuerda ahora Solbes, arreglando cuentas con sus fantasmas, insisto. Ahora viene a explicarnos sus sensaciones de entonces, sus errores de entonces y su pesar de ahora. Arrepentidos los quiere Dios, sí, ¿pero nadie le va a pedir cuentas? ¿No debería cubrirse los hombros y la cabeza de cenizas y recorrer plazas y avenidas reclamando perdón por sus pecados?

Cuando más grave se asomaba la crisis, cuantos más brotes verdes veía Zapatero, más anunciaban Fernández Ordóñez, presidente del Banco de España y Joaquín Almunia, comisario europeo, el desastre en el que terminaría el rumbo que marcaba Zapatero. Fueron valientes y no se callaron, pero el ignorante en Economía prefirió hacer caso a los sindicatos, siguiendo  aquellos torpes consejos de UGT y CCOO que han terminado por arrinconarnos entre la escoria económica del mundo. ¿No tiene Zapatero cuentas, sólo cuentas políticas, que rendirnos? ¿No tiene Solbes que ponerse de rodillas y con los brazos en cruz suplicando el perdón de todos los parados, de todos los pequeños empresarios arruinados, de todos los ciudadanos?


Es muy fácil, está al alcance de cualquiera, escribir un libro y echar balones a la banda. Pero y de su propia responsabilidad ¿qué nos cuenta, por qué calla? Por favor, que las televisiones vuelvan a poner aquel famoso debate con Pizarro, el candidato del PP. Por sanidad nacional.

1 comentario:

Jorge Cremades Sena dijo...

De acuerdo en términos generales, de aquellos polvos, estos lodos. Así lo vengo manifestando públicamente desde hace bastante tiempo. Consultar mis blogs Ojo crítico, http://jcremadesena.blogspot.com.es/, Mi punto de vista, http://jorgecremades.blogspot.com.es/ Un saludo, Pedro, sigo tus post con interés.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.