Palencia es una emoción:

05 abril 2014

La putada de Esperanza

A mí lo de Esperanza Aguirre me parece una putada. Que por una tontería como estacionar el coche donde no debía haya perdido las posibilidades de ser alcaldesa de Madrid me parece una putada. La verdad es que acosada o no por los agentes ha metido la patita hasta el fondo. Espero que pueda demostrar sus razones, ésas que lleva veinticuatro horas predicando por todas las emisoras, pero si en algún momento hubiese tenido alguna posibilidad de ganarse mi voto... la acaba de perder. Dura lex, sed lex, es lo malo de dedicarse a la política de alto nivel, que hasta en el cuarto de baño pueden estar mirándote, vigilándote y controlándote.

Y cuántas veces los que te controlan son los de tu propio partido, cuántos enemigos tiene uno dentro de ese microcosmos en el que supuestamente todo es entendimiento, empatía y compenetración. ¿O no nos acordamos de quién descabalgó a Adolfo Suárez? ¡Cuántas batallas ha librado y ganado hasta ahora Rubalcaba! Hace años me hicieron la oferta de entrar en un determinado partido, seguramente mi vida habría sido laboralmente más cómoda y confortable... hasta que alguien me hubiese derribado de mi acolchonada butaca. Naturalmente me negué, conste.

Es lo que me llama la atención de la putada de Aguirre, porque si una putada es que te pillen escapando de una multa y salgas en todas las portadas... más putada es que tus propios compañeros de partido se dediquen a airear tu metedura de pata por todas las emisoras. O que se rían a tus espaldas de tu inmediato previsible final político. La mejor cuña siempre fue de la misma madera.

A Esperanza Aguirre la están puteando sus propios camaradas, la están arrojando a los caballos y se están asegurando de enterrar sus.... sus... esperanzas en vida. Qué putada es esto de militar toda la vida en un partido, ser la lideresa de varios millones de ciudadanos y que tus propios compañeros de militancia, aquellos con los que se supone que compartes tanto, aquellos con los que aspiras a cambiar el mundo, aquellos que deberían apoyarte incluso para pestañear sean los primeros que jalean tu caída.

No sé si Esperanza Aguirre volverá a levantarse, pero debe estar más harta del PP que Ortega Lara y Alejo Vidal-Quadras juntos. Cría cuervos, qué putada.   

Seguidores del blog

Otros blogs míos.