Palencia es una emoción:

25 agosto 2014

Elección directa de alcaldes… hasta luego, Lucas.

Todos recordamos gobiernos de extrañas coaliciones, regionales o locales, montados contra el PP. El caso del tripartito catalán o del gobierno cántabro con Revilla a la cabeza. O aquel gobierno en Baleares… Ciertamente los políticos han abusado de nuestra credulidad, de nuestra inocencia y de nuestra bondad en infinidad de ocasiones. Sí, sí, no dudo de que habrá más de un gobierno de este tipo en el que haya participado el PP contra alguien. Muy posible, muy posible. Más razón para mí.

Efectivamente, hay que cambiar la ley electoral en muchos puntos, no sólo en éste, para que gobierne el ganador. Lo de las listas abiertas, por ejemplo, es otra labor a la que nadie quiere hacer caso pero empieza a ser urgente por cuestión de salud democrática. Sin embargo esto no interesa a Rajoy ni a Sánchez… ¿por?

Sin embargo no se puede cambiar una ley electoral en tiempo preelectoral; parece absolutamente falto de lógica que cuando ya se han iniciado los preparativos para una competición, en la que además han surgido nuevos competidores improvisados, se cambien deprisa y corriendo las normas de la carrera. Eso sería darle un argumento más a los descontentos… y sabemos quién encabeza ahora a los descontentos… Nada se pierde por tomarse las cosas con más calma y dejar la ley como está sólo unos meses más. Al final íbamos a ver cómo gobiernan ciudades quienes tanto asustan a los partidos tradicionales. Quizá eso serviría para demostrar sus cualidades o su falta de cualidades. Ah, también serviría para retratar al PSOE y sus alianzas…

Hay que cambiar la ley electoral, sí, pero no se puede acometer algo tan importante sin contar con el PSOE, entre ambos representan a la inmensa mayoría de españoles. La colaboración entre los dos partidos la hará más grande y más válida, quizá también más flexible y menos rígida, por lo tanto más duradera. No podemos permitir, como en Educación, que cada nuevo gobierno nos venga con su propia reforma electoral, que cada cuatro años todo cambie para no cambiar nada, no podemos permitir más argumentos para la bronca tontuna e ineficaz.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.