Palencia es una emoción:

08 agosto 2014

Pujol... ¿Y los demás?

No me vengan llevándose las manos a la cabeza que lo de Pujol no puede ser novedad atosigante para nadie. Durante años se habían ya publicado diversas insinuaciones, siempre convenientemente minimizadas por la prensa subvencionada y acalladas por sus conmilitones. Todos, todos los que diariamente desmenuzamos la prensa, habíamos leído ya suficientes informaciones como para que todo esto no nos resulte novedoso.

Evidentemente en determinados círculos era una verdad de dominio público manejada por muchos como evidencia a ocultar mientras fuese posible. En aquellos que tenían contacto cotidiano con él y con su familia esto debe haber sido una verdad patente hace mucho tiempo; los dirigentes de su partido que despachaban todos los días con él habían de conocer, al menos de tener indicios repetidos e insistentes, fuertes y contundentes, como para temerse lo peor. Sin embargo han callado… hasta que han abierto la boca para deshacerse de él. ¿No hay nada que reprocharles judicialmente a todos ellos? ¿Nada hay que achacarles al menos políticamente?

El sistema que permite esto es ilegítimo, facilita la destrucción de la sociedad o al menos facilita el ascenso político de los que lo conseguirán. Allá cada uno con sus responsabilidades… porque la misma pregunta debe hacerse a aquellos cargos de la Generalitat con los que trataba a diario, sus consejeros más próximos, su conseller en cap, los responsables de las áreas más próximas a él… Evidentemente callaban sus certidumbres, sus sospechas o sus dudas, a elegir.

Pero y ahora que ya ha saltado la asombrosa acusación, ahora ya reconocido por él el delito… ¿Por qué nadie, salvo un sindicato del que apenas se conocen militantes, ha presentado denuncia? ¿Miedo reverencial? ¿Miedo incluso después de políticamente muerto? ¿Por qué tantas organizaciones partidarias callan? ¿Por qué nadie se presenta a defender en público al ciudadano catalán? ¿Por qué la Generalitat no acude a defender su honor mancillado? ¿Y CiU?

¿Y la prensa, por qué nadie desmonta el sistema de subvenciones de la Generalitat? ¿Visto que es pernicioso, que es antidemocrático, que sirve para ocultar las fechorías de los dirigentes, por qué nadie se rebela? ¿Todos cobran?  Más aún, ¿por qué es legal si no es legítimo? ¿No será que la situación se repite por doquier?


No es Jordi Pujol, también son los que tapan, disimulan, consienten, callan y otorgan

Seguidores del blog

Otros blogs míos.