Palencia es una emoción:

06 agosto 2014

Repatriemos a los imbéciles

Van a repatriar a los españoles infectados por el virus del ébola. Curas. Bueno, religiosos. Católicos, claro. Y los payasos de costumbre vuelven a montarla en las redes sociales, es el peligro de seguir a cualquiera. O de seguir a uno que sigue a cualquiera: te lo retuitean. Te enteras de lo que no quieres, hasta de las excrecencias mentales seudo filosófica de uno que dicen que tiene cabeza porque le ven que se peina. No importa que sean altruistas, generosos, sacrificados, héroes, no importa que hayan entregado sus vidas a evitar el hambre, el sufrimiento, la muerte, la ignorancia. No, no importa, sólo son curas.

El caso es que siempre oyes a los que más vocean y los que más vocean no suelen ser los más inteligentes, los inteligentes usan otros métodos. Protestan porque repatrían a unos religiosos. Católicos, claro, es el problema. Nadie protesta cuando la Guardia Civil rescata a cuatrocientos montañeros, la mayoría de ellos inútiles, inexpertos que se perderían en el parque de su calle, nadie protesta cuando se repatría a un periodista que ha quedado aislado en un conflicto al que ha ido voluntariamente a ganar dinero. Y a trabajar y a servir. Pero voluntariamente y ganando dinero.


Ah, pero un cura es distinto, un cura es un esbirro de la Iglesia, para algunos que quieren ser progres hasta para mear. Los hay que en vez de utilizar la inteligencia para avanzar usan el sectarismo. Y así sólo se retrocede.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.