Palencia es una emoción:

09 noviembre 2014

Visca Catalunya lliure

Cuesta creer que haya otro país en el que el pueblo no defienda su integridad, su constitución y su bandera. Siempre he creído que era cosa del franquismo, que durante cuarenta años se llenaron tanto la
boca de “España, España” que nos ha provocado una sensación de plenitud tal que nos hace encoger de hombros ante cualquier cosa de este tipo que ocurra.

Y luego está el ejemplo de los políticos, claro. Ésos a los que les molesta la bandera de España, que creen que es símbolo del fascismo, ésos que armaron la de San Quintín por el tamaño de la bandera de España de la plaza de Colón en Madrid, ésos que estiman que es bueno ser nacionalista catalán o murciano pero no, nunca, jamás, español. O el otro que con tal de sacar votos firmaba con Pujol lo que fuera. O el torpe de León que en un calentón de boca prometió aceptar cualquier proyecto de estatuto que saliera del Parlament.

Y Rajoy, también está Don Tancredo Rajoy, que ha permanecido inmóvil, inexpresivo, ineficaz, durante los últimos años ante la ofensiva catalanista en la Educación (con leyes incumplidas sin que nada pasara) y en los medios públicos y privados. Durante meses y meses los catalanes se han visto insistentemente asediados por una continua y eficacísima publicidad en periódicos, radio y, sobre todo, televisión que influían en una sola dirección sin que nadie defendiera la versión del Estado. Si no hubiera sido por Pujol el “Espanya ens roba” sería el mantra pertinaz con el que habría que encabezar los documentos oficiales en Cataluña, en vez del “bon día” sería el saludo que se habría oficializado en la vida común de los catalanes… Gracias, señor Rajoy por su abandono de funciones, Cataluña es como es también gracias a su dejadez.


Y con este refere…, y con “esto” de hoy se da inicio a la parte seria del conflicto. No sé si lo lectores saben que PSOE, Gobierno y Generalitat han negociado sin cesar a nuestras espaldas. Ahora queda ya… reconocer a Cataluña como nación y dotarle de un acuerdo económico… ¿Y los demás? ¿Somos los castellanos menos ciudadanos o menos importantes que los catalanes? ¿Si Cataluña es una nación qué es entonces Castilla? ¿Los más ricos, los más avanzados, los más influyentes y poderosos van a tener todavía más poder, más riqueza y más influencia? Y sobre todo ¿Quién va a pagar esos privilegios? ¿Los de siempre?

Seguidores del blog

Otros blogs míos.