Palencia es una emoción:

07 octubre 2015

El baile de Soraya

Aunque lo de hacer el panoli delante de las cámaras lo pusieron de moda obligatoria los aspirantes a presidentes de los Estados Unidos, a Soraya la han puesto a bailar en la tele para que nos caiga simpática. Iba yo a emplear un párrafo en preguntarme por qué a Soraya se le llama por el nombre y no por el apellido (Rajoy, Aguirre, Sánchez) pero desisto de hacerlo al entender que hace muchos años que a los españoles nos pierde la falta de formalidad, no hay otro idioma en el que se hayan olvidado las buenas maneras tanto como en el castellano.

Pues eso, que para ser político hay que hacer el gilipollas en público, como Iceta o como Soraya, para convencer al votante, al más estúpido de los votantes, de que el político es una persona como él (o sea, estúpido) o al menos cercano.

Esta España chabacana y hortera, tan falta de respeto como excesivamente dada al “colegueo”, me parece lamentable y disparatada, entregada de pies y manos al sanchopancismo más barato, como fácilmente demuestra la evolución semántica de la palabra “colega”. Que Iceta haya hecho el indio en uno de sus mítines habrá complacido a miles de votantes, pero no le ha otorgado ninguna capacidad -honradez, eficacia- que no tuviera previamente. Y como a Iceta le salió bien y ganó al parecer unos cientos de votos… todo el mundo se pondrá ahora a hacer el Iceta.

Somos un país chabacano, grotesco, ineducado, un país que está siendo modelado por las manos de Telecinco, que está siendo educado por Gran Hermano y el Gran Guayomin (dejen, dejen, ya sé que no se escribe así), un país que no se calla un taco delante de un micrófono y confunde espontaneidad y libertad de expresión con sanchopancismo.


Y lo que nos faltaba ahora es elegir a los gobiernos según sepan hacer el soplapollas delante de uno o dos millones de espectadores. Si queremos parecernos a los Estados Unidos hay muchas otras cosas en las que parecerse (Universidades, por ejemplo) y mil y una cosas de las que huir. 

Seguidores del blog

Otros blogs míos.