Palencia es una emoción:

16 enero 2010

Las horas contadas de Zapa

Cuando los políticos se acercan al final de su periodo de gracia empiezan a meter la pata una vez tras otra. Encadenan más errores que Ronaldiño fiestas y saraos nocturnos.
Así le pasó a González, al que le crecían una y otra vez los enanos de la corrupción, hubo momentos en que razón tenía para sentirse como el general Custer, sólo que los indios se llamaban Roldan, Gal o “Mihenmano”.
Y a Aznar. Aznar se le pegaba el acento tejano sólo con ver fotos… de Alaska. O le pillaban con los pies en la mesa de Bush. O se embarcaba en el estúpido apoyo a una guerra injusta, ilegal e ilegítima. Tan innecesaria en ese momento.


Por eso creo que a Zapa le quedan las horas contadas. Porque ya va encadenando demasiados errores. En España está lloviendo mucho, será por eso que Zapa no saca los pies del charco si no es para meterse en otro. Vaya pulmonía nos va a pillar el hombre. Que le contraten para anunciar botas para el agua. O paraguas. O piraguas.
No sólo no nos ha sacado de la crisis, ésa que negaba, sino que no encuentra manera de detener nuestra caída; quería ser el presidente que más apoyara a los parados y es… el presidente que más parados tiene que apoyar. Va de salvador de Europa y Europa se ríe de él. Va de agnóstico y le invitan a rezar.
Ahora se ha liado apoyando unas declaraciones de Obama (llevo tiempo diciendo que se quiere aprovechar de la figura del presidente americano, es como si quisiera ser su franquicia en España) que luego no eran como él creía. ZP se unió a una posible tasa a las operaciones bancarias internacionales, pero resulta que no era eso lo que, luego, dijo Obama, sino que habló más exactamente de imponer un gravamen directo a los grandes bancos americanos.
Zapa empieza a estar asediado por los indios, que dan vueltas al fuerte y empiezan a arrojar las primeras flechas incendiarias. Lo malo es que el jefe de los indios se llama Mariano. Con ese nombre no hay indio que libere a su pueblo. Si por lo menos se llamara Jerónimo…

Seguidores del blog

Otros blogs míos.