Palencia es una emoción:

06 enero 2010

Más laicismo, Zapa, todos contra la Religión

Los fans de Zapatero, que tanto abundan en este blog, proponemos que dedique su tiempo en la presidencia de la Unión Europea a asuntos más cercanos a los ciudadanos, más pegados a la realidad. Nada de dedicar horas de reuniones, decenas de sesudos asesores, miles y miles de euros a combatir el paro, la crisis bancaria o el hundimiento económico de la economía capitalista. Chorradas que a nadie interesan, el pueblo sano, los votantes de zapatero que pisamos la calle y combatimos esforzada y diariamente contra las fuerzas de la derecha capitalista, clasista y religiosa, queremos que el gobierno socialista se una a nosotros: Todos contra la Religión.
 
Algunos reconocemos los esfuerzos de nuestro amado líder para combatir a Rouco y sus secuaces en temas como los crucifijos en las escuelas, la homosexualidad o la navidad como icono exclusivamente religioso, pero consideramos que hay otros terrenos donde un gobierno valiente como el nuestro entraría para desmontar esta sociedad cristiana que tanto agobia a los ciudadanos del Estado Español.

 Los foreros habituales de este blog, rendidos fans de Zapatero, le proponemos como más alta meta de su presidencia de La Unión Europea cambiar el calendario cristiano por un calendario laico. España debe retomar los esfuerzos de la Revolución francesa por elaborar, con el consenso de todos y todas, con la colaboración de la Alianza de Civilizaciones y con el beneplácito de Pilar Bardem, Pedro Almodóvar y Pedro Zerolo, un nuevo calendario secularizado que no tenga como punto de partida el supuesto año de nacimiento de Cristo, sino otra gran fecha que abarque a toda la Humanidad, sin segregarla por razones religiosas, como ocurre con el actual calendario gregoriano.

 Ya está bien de que el Cristianismo marque nuestras vidas, hay muchas fechas que pueden resultar válidas para este propósito de expulsar el calendario cristiano de la vida de los ciudadanos europeos modernos y comprometidos con la sociedad laica, pero alguno convendría desecharlo ya sin contemplaciones: Debemos resistir la tentación y no situar el nuevo año uno en la fecha de fundación del PSOE o del nacimiento de Zapatero, por ejemplo. Sí, sí, sería muy representativo de la nueva sociedad que estamos construyendo en España pero sería poco práctico, pues infinidad de trascendentes acontecimientos, excepto la interplanetaria coincidencia con Obama al otro lado del Atlántico, tendrían que ser situados en años negativos.

 Aún así las posibilidades se multiplican, si los antiguos contaban “ab urbe condita”, es decir “desde la fundación de Roma”, nosotros podemos hacer lo mismo. Contar los acontecimientos humanos poniendo el año cero en el que hoy todavía denominamos setecientos cincuenta y tres antes de Cristo ayudaría a sugerir una vida laica y alejada de los ritos y costumbres antidemócratas, antifeministas y homófobos de la Iglesia Católica. También convendría estudiar la propuesta de los Sabios Agnósticos y Neutrales de la Alianza de Civilizaciones de colocar el año cero en el año 622 de esta llamada era cristiana, año de la huída de Mahoma y punto de partida del calendario lunar que siguen muchos de estos países. Como guiño de complicidad y simpatía hacia el mundo musulmán no deja de ser un gesto inteligente.
 
No obstante, para respetar la voluntad de lectores y lectoras, los blogueros y blogueras de esta “Columna de Humo” ofrecemos a todos y todas la posibilidad de abrir un debate popular y sugerir a continuación otras fechas. No, el año de la muerte de Franco tampoco vale.



Seguidores del blog

Otros blogs míos.