Palencia es una emoción:

06 febrero 2010

El gobierno empieza el carnaval antes de tiempo

Perdónenme, a lo peor no debía ponerme al teclado, estoy malhumorado y siento rabia e impotencia, quizá debía esperar a que se me pasase el calentón. Pero si esperara a que se me pasase no escribiría nunca. Porque mañana o pasado o al otro me va a volver a arrear otro malestar mayor. No estoy para esperas y la culpa la tiene el gobierno. Y probablemente ustedes, alguno de ustedes, mejor dicho.


Por partes, déjenme empezar con el gobierno, un gobierno que primero negó la crisis, luego la escondió y la minimizó y que posteriormente nos anuncia con reiteración “sus” brotes verdes o que ya estamos en el umbral de la nueva arcadia económica gracias a Zapatero. Y sin embargo España lleva dos años viviendo el descrédito en las instituciones mundiales, el desaire de inversores y economistas internacionales. Todos y en todas partes nos critican airadamente y se ceban con nuestro gobierno, que aparentemente estaba en otros asuntos (homosexuales, aborto, laicismo montaraz, nuevos estatutos) mientras las industrias cerraban, los obreros vaciaban las empresas y llenaban las oficinas del INEM.

Pero ayer, vistos los desastres económico, bursátil, social y laboral, el gobierno quiso ponerse el traje de faena. Y se visitó de trabajador, de esforzado garante de nuestros derechos sociales y laborales, y se enfrentó a sindicatos (hasta ahora convenientemente callados y sumisos) y a una patronal encabezada por un empresario fracasado. ¿Con qué resultados? Un papel, una declaración de intereses, unas palabras bonitas dedicadas a calmar los nervios de grandes economistas y del pueblo llano que empieza, inquieto, a sentirse estafado. ¿Y para estas palabras bonitas se ponen el traje de obreros, para esto ponen cara de trabajadores? ¿O era un ensayo para el carnaval ya tan próximo?

La declaración de Zapa ante las cámaras estuvo llena de todos sus tics gestuales insoportables, su bamboleo rutinario e incansable, de pierna a pierna, su vacuo abrir y cerrar de brazos y manos, ese arqueamiento imposible de cejas, y de sus tics orales e ideológicos más machacones y repetidos verbalizados en su acostumbrada palabrería vana, hueca y carente de fondo y contenido. Zapatero fue ayer más que nunca ZapaHuero, el hombre que puede hablar horas ante las cámaras y micrófonos sin decir nada. ¿Alguien puede hacer un resumen del contenido de su discurso excluyendo buenas palabras, buenos deseos y buenas intenciones?

La crisis sigue ahí, las empresas siguen cerrando y los obreros siguen siendo despedidos (¿cuántos en lo que he tardado en escribir estos renglones?) y mientras la bolsa se desploma el gobierno nos sitúa una vez más en el umbral de la recuperación (¿Por qué no utilizó de nuevo el símil de los brotes verdes ahora que ya se acerca la primavera?) pero nada conocemos de toma de decisiones drásticas, firmes y conveniente. Nada, cero Zapatero, punto final. ¿O no? ¿Acaso no tiene soluciones un gobierno telegénico como el nuestro?

Aaaahhhh, claro que sí. Todo volverá pronto a estar en su sitio, el obrero abandonará las calles y volverá su casa, el empresario perderá sus miedos y serenará su ánimo, el gobierno retornará a su Boletín Oficial del Estado sin perder el sueño con preocupaciones innecesarias, los sindicatos no encontrarán forofos a quienes dirigirse ni militantes a los que arrastrar a la huelga. España volverá a convertirse en un lago de serenidad en el que la tranquilidad. A partir de la semana que viene tendremos fútbol todos los días, a ver quién va a tener en la cabeza preocupaciones vanas, quién va a tener tiempo de darle vueltas al paro que se acaba, al trabajo que no llega o a los bajos salarios imposibles de hacer llegar a fin de mes. Fútbol, fútbol, todo es fútbol, todo lo va a llenar el fútbol, nada sucede por casualidad. Millones de españolitos, entre ellos alguno de nosotros, sobreviviremos alimentados por siete días de fútbol a la semana. ¿O el que va a sobrevivir así es el Gobierno de ZapaHuero?

1 comentario:

Alejandro De Fez dijo...

QUE ESTO VA DE CORRALITO ARGENTINO MIXTURADO CON EX-YUGOSLAVIA... QUE DIOS NOS COJA CONFESADOS... A ÉL YA LO CONFESÓ, A LO GAY, EL MULATILLO DE LA CASA BLANCA, SIC.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.