Palencia es una emoción:

09 febrero 2010

La imagen del Gobierno y el cirujano de Belén Esteban

El gobierno tiene mala imagen. Eso mismo le pasaba a Belén Esteban y tuvo que pasar por el quirófano para cambiarse la cara. Lo que no entiendo es por qué no mejoró la pobrecilla, por qué le ha quedado tan fea al cirujano-escultor, hay quienes ni con la cirugía tienen remedio. Me pregunto qué pasaría en el gobierno si Zapa se decidiera a ponerse manos al bisturí, por dónde cortaría, por dónde estiraría y qué tiraría al cubo de la basura. Belén Esteban aparece hoy en la prensa con cara de amargura, con cara de presidente del gobierno, y dice que tiene moratones hasta en la planta de los pies.
A Zapa le piden cirugía extrema en su gobierno y se niega con la excusa de que está presidiendo la UE, como si el mundo no supiera el peso del presidente de turno. No importa ya que se la pidan los grandes economistas mundiales, gentes que no aprendieron economía en un par de tardes, el problema es que empiezan a pedírsela en su propio partido, lo que no deja de oler mal. A lo peor no es necesaria la cirugía, tal vez bastara con una ducha. Barreda ha sacado los pies del tiesto y se le han echado encima los grandes pesos pesados del partido, pero se ha levantado de la melé y ha repetido la jugada ayer en la tele. Barreda apuesta fuerte.
Es lo que pasa cuando la tripulación intuye que el capitán se está convirtiendo en un peligro, que se lo pregunten a Marlon Brando en “El Motín de la Bounty”. A los partidos políticos les cuesta un tiempo tomar la decisión de soltar lastre y deshacerse del peso muerto de sus líderes inservibles, pero una vez tomada la decisión los personajes secundarios van a degüello y dejan al líder para dar conferencias en universidades muy caras. Si hay suerte.
A González le echaron y Aznar se fue, ambos quedaron reducidos a bellos recuerdos de sus incondicionales más fieles y se limitan a ganar dinero a espuertas con diversos procedimientos no excesivamente deshonestos. Tras ellos sus respectivos partidos quedaron a merced de vientos y mareas durante un tiempo. Después de González el PSOE devoró varios líderes antes de recuperarse y estabilizar su rumbo, pasando por situaciones de apuro que solucionó nombrando Gran Capitán de la Mar Océana a un inexperto grumete de León. Así nos va. Aznar se fue a sabiendas de que si no lo hacía lo de Irak le iba a perseguir todo el mandato y puso a un señor de Galicia que pasaba por allí para que cargara con el muerto. De cómo es el de Galicia habla el hecho de que no ha podido ni con el grumetillo inexperto.
Zapa tiene mala cara y eso no lo arregla el cirujano de la Esteban. Será de la falta de sueño o de la falta de decisión pero tiene mala imagen. O será de los sapos que tiene que tragarse cada vez que lee el Financial Times. O cada vez que lee las encuestas de intención de voto. Tenemos que esperar todavía cinco meses antes de que Zapa lleve al quirófano a un gobierno que tiene más de cuatro millones de moratones. Así ni el mejor cirujano encontraría dónde realizar la más leve incisión en la piel. Y sin embargo la operación empieza a ser necesaria antes de que la enferma empeore, pero ya se sabe que hacen falta muchos meses de espera para que te toque turno en los quirófanos de la sanidad pública. Sobre todo si tenemos en cuenta que el cirujano ha aprendido medicina en un par de tardes.
Eso sí, mientras la paciente sociedad espera su turno le han retirado los crucifijos, han casado a los homosexuales y hemos convertido el aborto en un derecho. Y hemos derrochado dinero en subvenciones a todo el que se movía. Para que luego diga el Financial Times que hemos perdido el tiempo.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.