Palencia es una emoción:

20 marzo 2010

Curas pederastas condenados ya

Usted que ha entrado en este blog provocado por el título, tal vez en busca de más leña al fuego que en estos momentos está quemando la Iglesia Católica, quizá debería salir corriendo pues no va a encontrar lo que supone. Quien lo escribe es católico militante, tiene varios amigos curas, entre los pocos amigos con que cuenta, y está muy orgulloso de todo ello.

Y precisamente por ser católico, por tener amigos curas y por pensar que una sociedad tan secularizada como la española, en la que lo trascendente cada vez pinta menos, lleva mal camino me duele enormemente el escándalo que en estos momentos acomete a la Iglesia. Que curas, que supuestamente habían consagrado su vida al bien de los demás, a predicar a Cristo y dar ejemplo, hayan causado tan inmenso dolor, hayan acarreado tanto daño a niños inocentes e indefensos, es para ir a mear y no echar ni gota, ustedes perdonen. El escándalo no sólo se limita a los curas pederastas sino también y muy especialmente a quienes les escondieron, protegieron y defendieron durante decenios.

El Papa acaba de condenar, demasiado tarde sin duda, tan penosos delitos. Porque además de gravísimas ofensas a la moral cristiana son delitos perseguibles por los tribunales. Y a ello hay que llegar, los tribunales han de entrar a conocer estos hechos y tomar las decisiones legales que correspondan. El que la haya hecho que la pague y que cada palo aguante su vela. Y que seamos los católicos los que paguemos esas indemnizaciones si los tribunales así lo deciden, no los presupuestos del Estado, sea éste el que sea.

Y dicho y reconocido, espero que de manera suficiente para el más exigente detractor eclesial, todo lo anterior, todas las salvajadas cometidas por algunos clérigos, creo que falta reconocer la otra mitad: La inmensa mayoría de sacerdotes son ejemplares, siguen un modo de vida absolutamente evangélico aún dentro de sus limitaciones humanas, viviendo en duras condiciones, sin familia y con frecuencia apartados de la sociedad. Y permítanme recordar a miles de sacrificados religiosos perdidos en las selvas africanas o americanas, olvidados en aldeas casi inexistentes, curando material y espiritualmente a quienes no existen para el Estado.

Unos cuantos garbanzos negros pueden afear un cocido, pero se apartan y sigue quedando un cocido completo, con garbanzos exquisitos, de magnífico aspecto y de gran calidad. El error, error interesado, está en poner la atención sólo y exclusivamente en esos garbanzos negros y extender la noticia de que todos los garbanzos son negros. Mentira interesada, claro, con intereses tan definidos como propaladores muy concretos y determinados.

Hay periódicos en España especializados en hablar de la Iglesia, hay periódicos españoles que reiteradamente hablan de la Iglesia. No, no me refiero a La Gaceta, no me refiero a ABC o a La Razón. En la actualidad los periódicos que más hablan de la Iglesia Católica son Públiko y el País. En los últimos tiempos su insistencia en sacar titulares con los casos de pederastia, penosos, lamentables y condenables, es sólo propia de quien con parcialidad manifiesta, con sectarismo radical y con insistencia permanente buscan orientar interesada y arteramente a sus seguidores. Su fanatismo y su intransigencia lastran penosamente su supuesta independencia y señalan su parcialidad.
 De los beneficios que estos periódicos y las sociedades a las que pertenecen han recibido de “cariñosos” gobiernos y las obligaciones y dependencias que esto les supone hablamos otro día, de la libertad que les queda, también. De la suciedad que algunas de sus series, “Generación Ni-Ni”, extienden en la sociedad juvenil y su machismo vergonzoso y consentido por quien dice defender a la mujer, mejor no hablar no vaya a ser que se incomode Bibiana, la Barbie abortista, la que quiere poner a todos los universitarios a estudiar feminismo. Quizá bastaría con que alguien impartiera clases “un par de tardes” en ese programa. Qué fácil es con una televisión manipular a masas tan atrasadas, tan incultas, tan brutas y tan analfabetas como para disfrutar con esos programas basura. Programas basura con los que pretenden darnos ejemplo de... ¿de la futura sociedad que esas televisiones nos proponen? Porque ¿de qué sirven esas generaciones de vagos que ni estudian ni trabajan? ¿Por qué les llaman Generación Ni-Ni cuándo quieren decir vagos sin remedio?
 Y ya de paso: que a los curas pederastas y a quienes los han protegido los juzguen cuanto antes. Ya es tarde.

1 comentario:

Alejandro De Fez dijo...

COMO LA SUPERDEGENERACION DEL CURA BRASILEÑO, QUE CNNPLUS (PROGRE-MASONA) HA PUESTO UNA GRABACION DE SU ORGIA PEDERASTA... ESTO TIENE UN LIMITE Y MAS ABAJO NO SE PUEDE CAER... Y LOS SABIOS MAGISTERIALES Y MITRALES DEBIAN DE DEMOSTRAR QUE LO SON (?).

MAS EN kaoshispano.blogspot.com

Seguidores del blog

Otros blogs míos.