Palencia es una emoción:

23 abril 2010

Garzón y la Memoria histórica

Seguro que Garzón no es un prevaricador, seguro que no dicta resoluciones injustas a sabiendas de que lo son. Espero que el Tribunal le absuelva. Le absolverá. En cualquier caso es un tema controvertido en el que prestigiosos juristas debatirán largamente intentando ponerse de acuerdo; si ellos con sus conocimientos y su dominio de la materia les cuesta encontrar puntos comunes ¡cómo podemos los pobres mortales tener opiniones definitivas y cerradas sobre el asunto!

• Aludir a lo maravilloso que es, a los enormes méritos acumulados en su carrera y a los grandes procesos que ha llevado a cabo para pretender librarle de este juicio es como exculpar a un carterista porque ha ayudado a un ciego a cruzar la calle o porque ha cedido el asiento a una anciana.

• FE tiene el mismo derecho que cualquier otra persona española, física o jurídica, a plantear lo que le parezca oportuno ante los tribunales. ¿O esto no rige para los fachas?

• Desacreditar sus demandas por venir de donde vienen es negar que todos los españoles tenemos los mismos derechos pensemos como pensemos, tengamos el sexo que tengamos o recemos en dirección a La Meca o a Roma. O no recemos.

• Decir que los nietos de Franco quieren volver a ganar la guerra civil es una bonita frase impactante y de cartel electoral, algo que no tiene trascendencia para que aquellos que la usan por interés.

• Decir los disparates que se dijeron el otro día en la Universidad de Madrid es propio de totalitarios y antidemócratas, que niegan los valores de los Tribunales… si no les resultan favorables y sólo cuando no les resulten favorables.

• Que los sindicatos estuvieran metidos en ese fregao dice muy poco bueno de ellos, que les sobra mucho tiempo o que tienen pocas cosas de que ocuparse.

• ¿De lo del bar Faisán… no tienen nada que decir? Por cierto ¿cuántos secretos fundamentales para la seguridad del Estado conoce Garzón? ¿Y para la seguridad de alguna persona particular?

• Que se investiguen las muertes del franquismo me parece un derecho y un deber de los familiares de los muertos; lo mínimo que puede desearse para ellos es que encuentren a sus familiares asesinados y puedan enterrarlos dignamente y no en una cuneta al borde de una antigua carretera. Lo mismo exactamente debe esperarse de los familiares del otro bando. Que no se nos olvide que hubo dos bandos, desechemos la sectaria idea de que uno era el de los buenos y otro el de los malos.

• Que esas investigaciones se están desvirtuando con clara intencionalidad política está fuera de toda duda. Que cierta izquierda rechace ahora la ley de Amnistía que aceptó y firmó y aprobó la izquierda en su momento sólo es comprensible desde el punto de vista de radicalización impulsada por el presidente del Gobierno en memoria de su abuelo. De uno de sus abuelos.

• Los ciudadanos españoles, esos recios castellanos que me acabo de encontrar a la entrada de estos estudios, no sienten la más mínima preocupación por lo que le pueda pasar al juez Garzón, incluso sienten demasiado poco por lo que pase con las tumbas en las cunetas. Lo que quieren es no perder su trabajo. O encontrarlo, depende.

3 comentarios:

Alejandro De Fez dijo...

SI A GARZONETE NO SE LE PROCESA, Y FINALMENTE SUSPENDE Y CASTIGA, SE HABRÁ LIQUIDADO DE HECHO Y DE FACTO EL SISTEMA INSTITUCIONAL ESPAÑOL, POR QUE EL SOCIOPOLITICO Y ECONOMICO YA HACE TIEMPO QUE HIEDE A MUERTO. GRACIAS, BORBONETE.

MAS EN kaoshispano.blogspot.com

Anónimo dijo...

En mí humilde opinión, Garzón es un prevaricador nato. Sólo tenemos que remontarnos a los gobiernos de Felipe González y recodar lo que este “juez estrella” urdió, y que no es necesario recordar. Independientemente de que estuviese bien o mal fue una venganza.

Ahora se enfrenta a tres causas –que no una– como tratan de manipular los medios afines, y llevan al rebaño españolito analfabeto a la escuela, donde les cuentan lo buenos que eran ellos y lo malos que eran los de Falange Española.

Están creando un clima de guerra civil como no se había visto en estos años de democracia, y de esto tenemos que dar las gracias al Zapatero, al “tonto solemne” este, que de tonto tiene poco, porque ya ha demostrado ser un gran estratega en controlar la manipulación y los tiempos.

Espero y deseo por el bien de España, que a Garzón se le expulse de la carrera judicial (por menos se tuvo que marchar el Sr, Gómez de Liaño), y a ver si así, otro juez IMPARCIAL abre ese cajón que guarda el caso Faisán, y nos enteramos de una vez que ocurrió de verdad (que raro que esto no se filtre al País como ocurrió con el caso Gurtel).

Un cordial saludo amigo Pedro.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con este comentario. El problema es que, tal y como están evolucionando las cosas, los perjudicados somos todos, da igual lo que pensemos, sintamos o digamos. El precipicio está ahí y nos estamos dejando llevar a él como corderitos.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.