Palencia es una emoción:

16 mayo 2014

Recordando lo obvio

A veces hay que recordar lo obvio. Vivimos en un sistema brutalmente capitalista con leves manchas de interés social. Las diferencias entre los principales partidos radican no en el sistema sino en la intensidad de esas manchas. No hay más diferencias, no hay otro sistema.

A veces hay que recordar lo obvio. La crisis del capitalismo en España empezó con Zapatero, que la negó obcecada y torpemente. Cuando no tuvo más remedio que reconocerla la mindundeó, inventándose brotes verdes que nadie más veía. Su ministro de Economía mintió deliberada y reiteradamente en un debate televisivo con su principal rival. Presidente y ministro regaron España de carriles bici y tapias nuevas, endeudándonos y tirando un dinero que ahora necesitamos.

A veces hay que recordar lo obvio. Rajoy aceleró y profundizó la pérdida de salarios y derechos de obreros, trabajadores y funcionarios. Lo ocurrido en desahucios, despidos y cierres de empresas había empezado ya con los socialistas pero Rajoy no lo corrigió, siguieron perdiendo los más débiles.

Cuando esto ocurría, con uno y con otro presidente, cuando dependientes, jubilados o enfermos perdían derechos, cuando se reducían las becas o cuando se contrataban menos maestros, algunos sindicalistas putrefactos celebraban con mariscadas pantagruélicas los éxitos de los ERE's en los que intervenían, en el PP se repartían sobres sin nigún control y se malgastaban millones de euros en obras realizadas por encima de lo presupuestado o que incluso no se realizaban.

Todo esto enmarrana una sociedad que tiene seis millones de parados, de los que según se acaba de informar solamente dos millones reciben la prestación por desempleo. Si esto no es capitalismo bruto ¿qué otro nombre podemos darle? Con lo rápido que se echa a la calle a los obreros, con lo rápido que se desaloja a las familias que no pueden pagar su hipoteca -algo no menos salvaje que el sistema capitalista- cuánto se tarda en castigar al responsable de esas mariscadas indignas, a los de los sobreprecios en las obras públicas socialistas o a los que se esconden detrás de esos infamantes sobres de la calle Génova. ¿Qué ha hecho o dicho Rajoy de todo esto?

En esto están de acuerdo. Esto no lo debaten más allá de la basta demagogia parlamentaria, siempre en busca de un titular periodístico, siempre apoyándose en el sectarismo.


En el fondo están de acuerdo en que usted pague más y reciba menos, a veces hay que recordar lo obvio.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.