Palencia es una emoción:

01 noviembre 2011

A los populares se les va a hacer más grande


Zapatero pasará a la Historia como el hombre-fracaso, el hombre ingenuo que creía que las cosas se hacían solas, tal vez con sólo quererlas, y que no hacía falta estudiar duros años para saber de Economía, siendo precisamente la economía la asignatura más fuerte de su carrera. Repitiendo cuatro años más no sólo no la superó sino que empeoró sus resultados. Cierto que la crisis no se originó en España, pero él la negó y llamó antipatriotas a grandes socialistas como Fernández Ordóñez y Almunia por llevarle la contraria; cierto que la crisis tenía ciertas raíces en tiempos del ladrillo de Aznar pero ni él mismo hizo lo más mínimo por corregir sus efectos... hasta que el ladrillo (y el cemento y el aluminio y...) se corrigió solo, destruyendo empresas y miles de empleos sin que el leonés de Valladolid acertase con la solución.

Nadie ha hecho más por el PP que Rodríguez Zapatero, el de los discursos vacíos, hueros, hinchados de nada, engordados de aire. Sus cinco millones de parados son la muestra más rotunda del fracaso de un hombre, de una idea, de un idealismo infantil, retrógrado y aldeano. Esos cinco millones de parados son cinco millones de avales parta el triunfo del Partido Popular. Cada subvención vanamente puesta en ideología de género, en apoyo a los homosexuales de Puerto Rico, en rescate de tumbas, en sectarismo, en torpeza fieramente ideologizada era una urna más a favor del PP. Todo ello sin necesidad de que Rajoy mostrara sus propuestas. El PSOE va a perder por autodescarte. Al partido de cinco millones de parados, de los desahucios, de las empresas quebradas le ha debido salir el prefijo “anti” para preceder al apellido que le califica.

Yo no me creo que el partido popular vaya a ganar tan sencillamente y menos por la goleada facilona que le anuncian las encuestas, siempre las encuestas se hacen a favor de la corriente. Dados los antecedentes es fácil sospechar que algo puede ocurrir unas horas antes de abrir las urnas. Fracasados los intentos (¿O era sólo un tenue ensayo para futura representación más drástica?) de los mozalbetes del 15-M, okupas de la Puerta de Sol, alguna sorpresa diferente ha de temerse antes que permitir que el resultado de las urnas lleve a la derecha cavernícola, atrasada y guerra civilista (por favor, observen la ironía) al poder, cualquier cosa antes que eso.

Y con el PP vendrán recortes, esos recortes que el mundo económico reclama, eso que eufemísticamente se llama “los mercados” (¿pero “mercado” no somos todos los que compramos y pagamos, los que ahorramos y viajamos?), y sacrificios que soportarán la menguada clase media y la cada vez más extensa clase baja; recortes y sacrificios que se disimularán convenientemente en los programas partidarios, en todos, pues la descalabrada economía será el objetivo comprensible de todos los votantes, mientras se olvida rescatar los programas educativos en mano del Estado y que convierten a la Educación en eficaz agente de la sumisión, mientras se permite a las televisiones que en nombre de la libertad de prensa alimenten de casquería inhumana a la escoria de la sociedad, mientras se permite la desmoralización general, mientras se sigue premiando a la prensa adicta, mientras se consiente interesada y partidistamente el dislate de las autonomías.

El PP esconde las tijeras por si hay suerte y llega a gobernar. ¡La que le espera!, hay cola de convocatorias de manifestaciones, huelgas, alborotos, okupaciones y protestas varias... todo lo que antes no se hizo porque no convenía sindical, política o socialmente. Al PP se le va a alargar el nombre, llegará a ser el Partido Impopular. Tiempo al tiempo. Afortunadamente hay más alternativas políticas, cosa que se suele olvidar. Pero... ¿hay alternativa económica?

Seguidores del blog

Otros blogs míos.