Palencia es una emoción:

15 enero 2012

Dónde está, que no se ve, la cantera del PSOE


Como ustedes saben a alguien del PSOE se le ha ido la mano al ordenador y ha utilizado la cuenta del Twitter oficial del partido para ofrecer al ciberespacio la siguiente perla: “Con una candidata podemos ir a peor. Y con el otro no vamos a ninguna parte. ¿Qué ha pasado con la cantera?”

La reacción del PSOE ha sido la de anunciar que algún gracioso carente de gracia había asaltado su cuenta. Si ustedes tienen la posibilidad echen un vistazo a esta red social y disfruten de la que se ha montado. No podemos saber si la culpa ha sido de Alfonso Guerra que pasaba por allí al descuido, de García Page que quería meter un dedo en el ojo del alguien o si ha sido la señora de los lavabos, si es que en el PSOE tienen señora de los lavabos cosa que sería denunciable casi como violencia de género. El caso es que el final de la tuitada socialista es una verdad como un templo: ¿Dónde está la cantera?

Los que creemos que la democracia necesita un PSOE fuerte y los que creemos que el PP necesita el control de una oposición fuerte pensamos que entre los cientos de miles de militantes socialistas tiene que haber necesariamente alguien menos quemado que los actuales aspirantes. Los que creemos que la democracia es un continuo ejercicio de contrapesos no entendemos cómo los militantes de uno de los partidos más antiguos se conforman y votan tan disciplinada como calladamente, es difícil colegir las razones que llevan a tantos socialistas válidos a callar y limitarse a elegir entre dos corresponsables de la actual catástrofe que vive el partido.

Sólo el dominio que las élites tienen siempre sobre las masas puede explicar que el silencio no estalle en miles de gritos para romper una situación de inacción que puede llevar al partido a la UVI social. Sólo la resignación puede permitir que una nacionalista catalana “con la que podemos ir a peor” y un quemado militante “con el que no vamos a ninguna parte”, ambos responsables de la derrota del PSOE y de España, puedan disputarse el cargo de secretario general sin que nadie les señale con el dedo, sin que nadie les haga preguntas incómodas, sin que nadie les acuse de irresponsabilidad para un partido histórico. ¿Esto es todo lo que tiene dentro tan poderoso partido, no hay nadie más, no hay nada más?

Hay decenas de personas en el PSOE capaces de levantarlo sin soportar el lastre de la culpa acumulada durante los años de Zapatero, hay decenas de personas honestas y válidas para ofrecer al votante español nuevas oportunidades, diferentes de éstas dos, ya sacrificadas en el ara de la inutilidad del torpe combate zapateril contra la crisis. ¿Dónde están esas personas, por qué callan, por qué otorgan, por qué someten su disciplina de partido a las decisiones de sus jefes? ¿Por qué se ofrecen como vasallos?

Seguidores del blog

Otros blogs míos.