Palencia es una emoción:

24 mayo 2012

Si Pujol se apellidara Pérez sería un asqueroso racista


¿Por qué algunos ciudadanos tienen encumbrados a algunos políticos y les perdonan cualquier disparate? ¿Por qué no es el mismo pecado si lo comete Aguirre que si lo comete Pujol? ¿Por qué los grandes sindicalistas tenían por compadre a Zapatero y le perdonaban millones de españoles en las colas del paro? ¿Por qué determinados personajes pueden disparatar sin que los ciudadanos y la prensa se les echen encima? ¿Por qué tienen bula, por qué, por qué, por qué?

Pujol ha dicho que hay que hablar en catalán a los inmigrantes, que es que hay quien les habla en castellano porque les ve “un poco negros, un poco chinos o un poco oscuros”. Eso es racismo, claro, pero a Pujol se le permite por apellidarse Pujol en vez de Pérez. A Pujol se le permite todo porque tiene la bula que le da la izquierda para auto considerarse tolerante y demócrata de toda la vida. ¿Nosotros antipujolistas? Vade retro, ¡con lo híperpacíficos, megademócratas y ultratolerantes que somos nosotros!, ¿acaso nos consideráis fachas como esos del partido de enfrente?

A Zapatero se le perdonó crear una lista inacabable de parados sin que los sindicatos apenas abrirán la boca más que para darle las gracias por las subvenciones recibidas. A Pujol, como a Arzallus en su momento, se le perdonan los disparates más grandes que pueda cometer, faltaría más. Otra cosa sería que se apellidara Pérez y fuese de Valladolid, pongamos.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.