Palencia es una emoción:

29 septiembre 2012

Cataluña es el error del PSOE indefinido



En julio de 1978 el PSOE cometió un grave error cuando pagó todas las deudas del PSC, entonces un partido rival, arruinado y nacionalista, y le cedió todo el protagonismo en Cataluña, desapareciendo de la realidad política y entregando su ideología, su estrategia y su futuro a un partido que había estado en trance de desaparición. De pies y manos.

Desde entonces hasta hoy la federación catalana del PSOE no ha existido, reemplazada por este curioso representante, contradictoriamente internacionalista y nacionalista al mismo tiempo. Desde entonces el peso del partido nacional ha ido menguando, tanto que en alguna ocasión, dada la permanente rivalidad a pesar de que ahora supuestamente son partidos hermanos, el Psoe se planteó recuperar su antigua federación y presentarse como tal a las elecciones, rivalizando con los que habían sido sus compañeros.

En la votación en la que el Parlament Catalá aprobó la celebración de un referéndum… ¿cómo llamarle?..., seamos claros: En la votación en la que el Parlament Catalá aprobó la celebración de un referéndum independentista no sólo Ernest Maragall votó a favor sino que el resto del grupo parlamentario se abstuvo, moviéndose nuevamente en esa amplia franja de indefinición que tanto les encanta y que tanto favorece las intenciones de los secesionistas.

El PSOE tiene un problema de credibilidad, no puede ser al mismo tiempo un partido nacional y nacionalista, no puede apoyar la unidad de España y facilitar la tarea de sus enemigos, no puede defender la igualdad de todos los españoles y favorecer el tratamiento diferenciado de una de las regiones que, todavía, forman España.

Sólo los complejos del PP y la torpeza que tradicionalmente arrastra en asuntos de propaganda permitirá que esta nueva indeterminación y vaguedad socialista sea suficientemente conocida por los votantes. El rechazo social que en la actualidad está favoreciendo la estulta acción de los nacionalistas puede ser pagado caro por un PSOE que carece de personalidad propia en Cataluña y que puede ser visto como un traidor por el resto de los españoles.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.