Palencia es una emoción:

26 septiembre 2012

España, liquidación por derribo


Desde la época que estudiábamos en los libros de Historia del Bachillerato antiguo (el de verdad, el que debe escribirse siempre con mayúscula) en que España empezó a perder las colonias americanas y Napoleón de ciscaba en Madrid, España no ha vivido otra época de decadencia como ésta.

Jamás la política, los políticos y la democracia estuvieron tan mal vistos, jamás resultaron tan insoportables para los ciudadanos como ahora, jamás el Congreso había  resultado tan vilipendiado y despreciado como estos días. Jamás la autoridad política, judicial o económica había sufrido tal descrédito. ¿Qué pensar de una sociedad cuando toda autoridad está en crisis y resulta fácilmente criticable por cualquier ciudadano aún sin ninguna formación?

España está hecha unos zorros y todo el que puede se aprovecha de la circunstancia. ¿Cuánto tardará Marruecos en tratar de rentabilizar la situación? La desorientación es mayúscula, Mariano Rajoy no está pudiendo con el problema, no está pudiendo con España (¿España y problema no son sinónimos?) y la sensación de caos, de liquidación por derribo, se traslada a toda la sociedad. ¿Qué valores rigen ahora mismo en España?

Artur Mas sabe lo que hace. O al menos sabe cuándo lo hace. Éste es el momento, si ahora no le sale bien la jugada no tendrá otra ocasión mejor. Y dentro de unas semanas, cuando haya cambiado el gobierno en el País Vasco el problema será doble. Más caos, más desorientación, mayor conjunción de las fuerzas del mal.

Me da pena y rabia esta España que nos toca vivir, cuyos últimos episodios podemos estar viviendo. Evidentemente este es el momento de desahuciar España, ponernos a todos en la calle y hacerse con el botín. ¿Quién? ¿El capitalismo? ¿Merkel? ¿El sionismo internacional, los masones? ¿El comunismo trasnochado? Esbocen una sonrisa si quieren pero no se rían demasiado por estas últimas palabras, es que los tiempos actuales me recuerdan demasiado los estertores del franquismo y esas frases que viví una vez pugnaban por salir de mi pluma.

Puede que de tanta decadencia surja el renacimiento… me pregunto si la próxima España será más pequeña, con menos valores humanos, menos democracia y menos derechos civiles, laborales y sociales. Todo apunta a que esta época de turbulencia nos cambiará.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.