Palencia es una emoción:

15 noviembre 2015

Francia, qué difícil es ser español

La diferencia entre grandes naciones, con una autoimagen sólida, y las naciones acomplejadas se deja traslucir en los grandes momentos, aquellos tan intensos, sea por su grandeza o por su miseria, en los que es necesario reaccionar con gallardía, con unidad y con la vista puesta al frente y no en el suelo.

A los ojos de un español, acostumbrado tristemente a las reacciones que tan pacientemente sufrimos cuando los atentados de Atocha, ver a la multitud salir del Stade de France entonando la Marsellesa y enarbolando la bandera nacional solo puede despertar envidia. U odio, depende.

Uno no acaba de comprender cómo para algunos españoles el himno nacional es una pachanga (Pablo Iglesias dixit) cuando en todo el mundo civilizado, lo que posiblemente incluya a Venezuela e Irán, es símbolo de orgullo nacional. Claro que en España pitar el himno es libertad de expresión… que nadie se atrevería a ejercer en Francia o EE. UU. Que en España el público ebrio de cerveza y fútbol saliera del estadio tarareando el himno nacional sería imposible y existiría la alta posibilidad de que se encontraran con los internacionalistas de costumbre que los llamarían fachas… por celebrar ser españoles. País de memos.

En la laica Francia se celebran misas en Nôtre Dame por los asesinados. ¿Qué sublimes majaderías tendríamos que escuchar de la boca de determinados oráculos de la progresía laicista? ¿Qué terremotos no sacudirían el país entero con epicentro en las sedes de PSOE, Ciudadanos o Podemos? Sin embargo en Francia laica, democrática y multicultural nadie ha temblado, la normalidad ha presidido una ceremonia en la que incluso el órgano de la catedral ha entonado la Marsellesa. En España caería el gobierno, torpe, débil, acomplejado y huidizo de un PP cada día más alejado de sus electores, cada día más aislado, cada día enredado en sus problemas internos.



PD: Llevo desde el viernes expectante, ¿cómo no se les habrá ocurrido a los franceses rodear las sedes del PP? ¡Qué difícil, entre políticos tontos y torpes, nos lo ponen a los españoles!

Seguidores del blog

Otros blogs míos.