Palencia es una emoción:

05 enero 2016

Querido lector, déjeme que le manipule

Usted sabe que los medios de comunicación tienen su propia ideología, usted sabe que los medios deberían ser honestos y objetivos pero que todos tienen su corazoncito y le escamotean la verdad o parte de la verdad; todos ocultan aquello que les parece e insisten en aquello que les interesa. Nos manipulan, ya sabemos. O deberíamos de saberlo.

Cuando en los últimos años Madrid sufría algún temporal de viento que derribaba árboles sobre coches, cafeterías o directamente sobre los ciudadanos, la prensa, supongo que “determinada prensa”, insistía machaconamente en reclamar la defenestración de Ana Botella. Este inicio de año ha venido acompañado también de vientos que nuevamente han derribado árboles. Sí, también en Madrid. Sin embargo nadie ha reclamado la dimisión de Carmena. Lo que una vez fue un problema de mala gestión municipal ahora ha pasado a ser solo cuestión de mala suerte meteorológica. Nadie ha protestado por los árboles y árbolas caídos y caídas sobre los ciudadanos y las ciudadanas.

La prensa quiere siempre enseñarnos lo que está bien y lo que está mal, cuáles son nuestros derechos y nuestras obligaciones. La misma prensa que nos reclama la defensa a ultranza de los derechos de los homosexuales nos dice a los católicos que debemos respetar la libertad de expresión del mamarracho que nos ofende en Pamplona. ¿Por qué será que los derechos son siempre ajenos y las obligaciones son siempre propias?

Con el fin de año en la estación de la ciudad alemana de Colonia han tenido lugar disturbios en los que una turbamulta ha agredido sexualmente a quien se ha podido… ¿Ha oído usted algún telediario que haya abierto la edición con esta noticia? ¿Quizá alguna primera página de algún  periódico? Tampoco. La noticia es grave pero nadie parece hacerse eco de ella. ¿Tiene algo que ver que los asaltantes fuesen inmigrantes? ¿Tal vez haya que preservar la imagen buenista y caritativa de Europa? ¿Tal vez se trata de no hacer enfadar a las masas no sea que se alarmen y corten el buenrrollismo oficial de Europa?


Usted sabe que los medios deberían ser honestos y objetivos pero que nos manipulan. O debería saberlo. Eso sí, luego nos pedirán que votemos en libertad.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.