Palencia es una emoción:

01 noviembre 2012

Carme Chacón, muy españolista


Dice Carme Chacón que es absolutamente contraria a la independencia de Cataluña. Puede resultar un poco difícil de creer para aquellos que nos acordamos de su llamativa reacción en defensa de aquel actor que habló de la “puta España”, pero como toda persona está formada de aciertos y errores, de errores y rectificaciones, yo me lo creo. Yo me la creo.

Como también me creí en su momento y así lo dejé escrito en este blog que los independentistas de Artur Mas no quieren la independencia sino que amenazan con ella para lograr una España que pague sus cholletes, embajadas, televisiones propagandistas o ejército. Eso, que el ejército lo paguen otros, es lo que quieren, una España a medida de sus ambiciones. De su cara dura. De su jeta. No les bastó con el apoyo que la dictadura de Franco prestó a Cataluña, llevando fábricas donde no había mano de obra, rapiñando mano de obra donde no había fábricas, sino que quieren (recuerdo que estoy hablando de los nacionalistas catalanes, no de los catalanes) que nosotros les paguemos las obras públicas de Cataluña sin pensar que en Castilla no hay AVE, que en Castilla hay provincias sin autovías, que en Castilla no nos gastamos los euros en inventar que el Ebro es un río catalán, sino sabemos y aceptamos con sumo gusto que nace en el norte de Castilla para que bebamos todos, catalanes incluidos.

A Carme Chacón le pasa lo mismo, que quiere una España a la medida de sus caprichos, una España federal y asimétrica, con la parte del embudo ancha para los suyos y la estrecha para los demás. Es difícil comprender que una persona que tiene tan claro quiénes son los suyos y quienes no lo son pueda pretender ser la presidenta del todos, pero así están las cosas en esta ruina socialista que dejó el peor presidente de la democracia, después del otro que nos metió a empujar una guerra extraña, ajena e ilegal que nadie quería.

El PSOE ha arruinado España, sí, junto con el gran capitalismo mundial, y Zapatero ha arruinado al PSOE, al que siempre le costó tantísimo superar las derrotas. La consecuencia es que nunca estuvo tan bajo en el apoyo popular a pesar del destrozo atroz que está causando un gobierno decidido a recortar a los más pobres en vez de reformar un Estado incapaz, corrupto y desaforado.

Seguidores del blog

Otros blogs míos.